Aprobada la Nueva Ley de Patrimonio Histórico en la Comunidad de Madrid

Sin votos (todavía)

Asamblea de la Comunidad de MadridEl pasado 13 de junio, el gobierno del Partido Popular de la Comunidad de Madrid logró aprobar, haciendo uso de su mayoría absoluta y con toda la oposición en contra, una nueva Ley de Patrimonio Histórico que modifica la anterior regulación acerca de los yacimientos arqueológicos y sitios de interés cultural ante amenzas como la degradación y el avance del urbanismo. La principal novedad de este proyecto legislativo consiste en la desaparición de la obligatoriedad de realizar catas arqueológicas antes del inicio de cualquier proyecto urbanístico, proyecto que podía verse paralizado si los arqueólogos encargados de este trabajo consideraban que su continuidad podía dañar una zona de interés cultural. Gracias a estas excavaciones de emergencia se han salvado en los últimos años, sólo en la Comunidad de Madrid, un gran número de yacimientos arqueológicos de diversas épocas que, de no haberse realizado estas catas obligatorias, habrían resultado totalmente destruidos.

Las críticas de los arqueólogos y otros grupos de profesionales a este proyecto de ley no se han hecho esperar. Para los profesionales de este mundo, el patrimonio de la Comunidad queda, tras la aprobación de la nueva ley, en manos de la especulación urbanística y totalmente subordinada a los intereses económicos. Los grupos políticos de la oposición, PSOE e IU, han criticado con dureza la imposición de este proyecto legislativo, relacionado, según ellos, con los intereses urbanísticos que mueven la política del gobierno del Partido Popular. La parlamentaria socialista Encarnación Moya ha puesto de relieve la vinculación directa entre esta ley y los inminentes inicios de construcción del complejo de ocio, casinos y hoteles conocido como Eurovegas. Para Moya, la nueva Ley de Patrimonio Histórico es una muestra más del servilismo que el gobierno regional está demostrando ante el señor Adelson, multimillonario americano y principal inversor del proyecto de Eurovegas.

Para el Partido Popular la nueva ley no sólo no condena el patrimonio arqueológico de la Comunidad, sino que lo protege y otorga un nuevo valor. Desde este partido se ha argumentado la necesidad de conjugar el interés cultural con el desarrollo económico, única vía, según su punto de vista, de conservar de forma permanente proyectos culturales que, de otro modo, serían económicamente inviables.

Comentarios