El Museo Arqueológico Nacional digitaliza su colección de cerámicas griegas

Sin votos (todavía)

Vaso griego digitalizado del Museo Arqueológico Nacional

El uso de las nuevas tecnologías para la difusión y el estudio del patrimonio arqueológico está llevando nuestras posibilidades respecto al conocimiento del mundo antiguo hasta límites nunca antes sospechados. Los arqueólogos llevan décadas haciendo uso de técnicas de laboratorio para fechar y analizar sus piezas, pero ha sido en la última década, con la popularización de la tecnología y la aparición de los ordenadores domésticos y, sobre todo, los teléfonos móviles y las tabletas, cuando se ha revolucionado el mundo de la difusión del patrimonio.

Si hace unos días hablábamos de la reconstrucción digital del Ara Pacis de Augusto gracias a la realidad aumentada, hoy es el Museo Arqueológico Nacional de Madrid el que es noticia por haberse situado en primera línea del uso de las nuevas tecnologías para dar a conocer una parte de sus fondos. El Laboratorio de Humanidades Digitales, una institución creada por la Academia de Bellas Artes, ha concluido el proyecto encargado por el Museo Arqueológico Nacional para digitalizar las piezas más importantes de su colección de vasos griegos. Treinta espectaculares piezas de diversos tamaños y formas que han supuesto un reto para el equipo dirigido por Néstor F. Marqués, un arqueólogo que dio el salto del yacimiento arqueológico al mundo de los ordenadores. El Laboratorio de Humanidades Digitales ha conseguido modelar en tres dimensiones las treinta piezas del Museo Arqueológico, de modo que el usuario, ya sea investigador o simple aficionado, pueda manipularlas en la pantalla de su dispositivo y contemplar cada uno de sus detalles como si estuviera ante la pieza real. Uno de los principales problemas que han encontrado es el brillo de estas piezas, algo que con objetos menos valiosos puede solucionarse aplicando determinadas sustancias, pero que, al estar ante piezas milenarias a las que no se podía poner en riesgo, les ha obligado a utilizar nuevas tecnologías y métodos de los que este equipo ha sido pionero en todo el mundo. El resultado, como puede apreciarse en esta web, es sencillamente espectacular.

El equipo del Laboratorio de Humanidades Digitales tiene entre manos otros muchos proyectos que sin duda revolucionarán nuestra manera de ver el pasado, ya que la técnica empleada puede utilizarse para modelar desde pequeñas monedas hasta toda una iglesia románica, de modo que el usuario tenga una experiencia de primera mano de un objeto que, de otro modo, sólo podría observar al otro lado de una vitrina o realizando un viaje de muchos kilómetros.


/code>


/code>

Fuente: ABC

Comentarios