El Teatro Romano de Mérida recuperará el lugar donde se rendía culto al emperador

Sin votos (todavía)

Aspecto actual del aula sacra, en el peristilo del Teatro Romano. BRÍGIDOEl Consorcio de la Ciudad Monumental de Mérida afrontará en los próximos meses uno de sus proyectos más deseados, la reconstrucción del aula sacra del Teatro Romano. Esta estancia, situada en el peristilo, estaba dedicada al culto de la familia imperial, por lo que la intervención cobrará una especial relevancia de cara a la celebración del bimilenario de la muerte de Octavio Augusto, fundador de Emerita, que tendrá lugar en 2014.

La actuación será posible gracias a una subvención del Ministerio de Educación y Cultura, que ha concedido 42.000 euros al proyecto. El Consorcio ha concurrido a estas ayudas a través del Ayuntamiento de Mérida, como se hizo hace años para la adecuación del centro de interpretación del foro romano en la calle Juan Dávalos (aún pendiente de apertura).

Según explica el director científico del Consorcio, Miguel Alba, el ministerio ofrece cada año una línea de financiación para proyectos de intervención patrimonial. Además de esta propuesta, Mérida había presentado la adecuación de la visita a la Casa del Anfiteatro y la musealización de la casa basílica, también en el recinto del Teatro Romano. Sin embargo, sólo se ha aceptado la intervención en el aula sacra.

Alba señala que se trata de la dependencia más importante dentro del peristilo, el espacio ajardinado situado tras la escena del Teatro Romano. Como explica, la estancia está alineada con la diosa Ceres y con el centro del graderío, lo que le confiere un carácter especial.

El director científico del Consorcio señala que este lugar estaba dedicado a la familia y al culto imperial. Se estima que allí se encontraba una imagen de Augusto velado, como sumo sacerdote, y también varios personajes de la casa del emperador, como Tiberio, quien sería su heredero, y Druso. Las investigaciones recientes señalan que el suelo estaba decorado con piezas de mármol que en algunos casos fueron traídas de Egipto.

Miguel Alba destaca la importancia de este espacio, que en la actualidad no se entiende bien (de hecho, hay una mesa que en realidad no corresponde a este lugar) y que pasa desapercibido para el público. De ahí que se quiera mejorar su comprensión, lo que además permitirá ampliar el recorrido por el monumento y aumentar el tiempo de visita.

Recuperar las estatuas

El dinero concedido por el Ministerio de Educación y Cultura servirá para recuperar la magia del lugar. El Consorcio quiere restaurar toda la estancia, para lo que será necesario consolidar los muros. También instalará una réplica de las esculturas de Octavio Augusto, Tiberio y Druso, para lo que ya cuenta con la autorización del Museo Romano, donde se encuentran algunos de los originales. Como principal novedad, se podrá apreciar la reproducción de estos ilustres antepasados de cuerpo entero.

Se instalará una cubierta de madera para dar al aula sacra su aspecto original como habitación cerrada y se colocará iluminación y paneles explicativos.

El objetivo del Consorcio es que la intervención concluya a lo largo de próximo 2014, lo que supondrá la aportación de la entidad a los actos de celebración del bimilenario del fallecimiento de Octavio Augusto.

Fuente: Juan Soriano | Hoy Extremadura |La Túnica de Neso

Comentarios