Diseño Web Madrid

Frases en latín para tatuar

Frase en latín para tatuar

¿Buscas frases en latín para tatuar? En este artículo te ofrecemos las frases en latín para tatuar más célebres de todo el mundo. Frases con miles de años de antigüedad que hombres y mujeres han lucido sobre su piel por muy diversos motivos.

Llevas tiempo dando vueltas a la idea de hacerte un tatuaje con una frase en latín. Te gusta la solemnidad que transmite la lengua latina, su tono sentencioso y firme, como si todo lo que se dijera en esta lengua estuviera grabado en piedra. Asocias el latín con valores eternos, con la antigua Roma que fue la cuna de nuestra moderna civilización. Y, al fin y al cabo, lo que buscas en un tatuaje es que sea duradero, que te acompañe durante toda tu vida y exprese en tu piel una parte de tu filosofía o tu manera de ver y entender el mundo.

¿No sabes qué frase en latín escoger para tatuarte? ¿Tienes dudas del significado de una frase en latín o no estás seguro de cuál es su origen? En este artículo te ofrecemos una amplia selección para que puedas lucir en tu tatuaje una frase en latín que entiendas y que refleje lo que quieres expresar.

Ad astra per aspera. Hasta el firmamento a través de dificultades.

Una frase de tradición compleja que en su forma definitiva no se puede encontrar en ningún pasaje de la literatura latina. Séneca escribió algo semejante, pero sin utilizar estas mismas palabras. La frase en latín es un llamamiento al esfuerzo, al trabajo duro, si queremos lograr el éxito, representado aquí como una metáfora del cielo o las estrellas. Hoy en día son numerosas instituciones las que utilizan este emblema en su heráldica, desde institutos y universidades hasta equipos deportivos y cuerpos del ejército.
Si el esfuerzo sin fin es tu filosofía de vida o has alcanzado el éxito gracias a un duro trabajo y quieres rememorar tu camino, esta frase en latín puede reflejar a la perfección tu idea.

Alea iacta est. La suerte está echada.

La frase más conocida de cuantas fueron pronunciadas por Julio César. La dijo en el momento de cruzar el río Rubicón para disponerse a invadir Italia con sus ejércitos y dar inicio a la guerra civil contra Pompeyo y el Senado. César tenía claro que una vez realizado aquel gesto ya no habría marcha atrás y que sólo existían dos opciones para él: la victoria o la muerte. Esta frase en latín se sigue utilizando para expresar un punto de no retorno en el que el éxito o el fracaso de una empresa ya sólo dependen del destino o de la suerte.
Puede ser una buena opción como frase en latín para tu tatuaje si quieres conmemorar un momento en el que arriesgaste todo sin que hubiera marcha atrás.

Audentes Fortuna iuvat. La Fortuna ayuda a los que se atreven.

Una conocida frase del poeta Publio Virgilio, uno de los mayores escritores en lengua latina de todos los tiempos. Virgilio es el autor de la “Eneida”, un largo poema épico en el que se cuenta la mítica llegada de los troyanos dirigidos por Eneas a las costas de Italia, donde generaciones después sus descendientes fundarían Roma. Este verso es una culminación del pensamiento romano: hay que atreverse sin miedo a fracasar.

Frase en latín para tatuar

Carpe diem. Agarra el día.

Un verso del poeta Horacio que nos invita a capturar el día, a aprovechar el momento sin pensar en el mañana ni en las consecuencias de nuestros actos. Esta frase tan vitalista es posiblemente una de las que más influencia han tenido en el pensamiento y la literatura posteriores a la época romana. Los románticos del siglo XIX hicieron de ella su emblema, y todavía hoy millones de personas en todo el mundo la usan como su marca personal.
Si eres una persona vitalista, que exprime cada segundo de su existencia y disfruta de cada etapa, este verso es perfecto para un tatuaje en tu piel.

Dulce et decorum est pro patria mori. Morir por la patria es dulce y hermoso.

Un verso de las Odas de Horacio en el que exhorta a los soldados a combatir hasta el final aunque ello les suponga la muerte. La frase se enmarca en el contexto de reconstrucción de la gloria romana en tiempos de Augusto realizado por poetas como Virgilio o el propio Horacio. Es un verso que ha sido muy empleado a lo largo de los siglos por generales y políticos que querían convencer a las tropas de que la muerte no es algo negativo si sobreviene luchando por la patria. Un tatuaje perfecto para militares profesionales o amantes de la patria.

Mens sana in corpore sano. Una mente sana en un cuerpo sano.

Una frase del poeta satírico Juvenal que ha pasado a la tradición mutilada y, en consecuencia, mal interpretada. La frase original dice que hay que rezar a los dioses para que nos concedan una mente sana en un cuerpo sano, algo muy diferente de la interpretación tradicional que se hace de ella. Lo que la inmensa mayoría entiende al leer o escuchar esta frase es una llamada a la necesidad de cultivar por igual tanto el cuero como la mente, con el objetivo de alcanzar un equilibrio ideal. Ni el hombre que sólo cultiva su cuerpo está completo, ni el hombre que descuida el aspecto físico y se centra en el intelecto de forma exclusiva puede alcanzar la plenitud. Es una frase perfecta para amantes del deporte que entienden que la actividad intelectual es muy importante para conseguir el equilibrio y, en última instancia, la felicidad.

Non omnis moriar. No moriré del todo.

Otro verso de las Odas de Horacio, en el que reflexiona acerca de la vida eterna que espera a quienes dejan una obra artística de valor. Horacio está convencido de que su nombre sería eterno gracias a la pervivencia de sus versos, algo que se ha cumplido hasta nuestros días. Mientras la obra de un autor se sigue leyendo y admirando, es como si el autor no muriera del todo. Toda una declaración de principios ideal para un tatuaje de alguien que desea mostrar su intención de perdurar en el mundo más allá de su propia muerte física.

Nunc est bibendum. ¡Ahora a beber!

Un verso de Horacio en el que invita a celebrar la victoria de Octavio sobre Marco Antonio y Cleopatra, gesta que supuso el final de las guerras civiles en Roma. Una frase ligera que se ha utilizado durante dos milenios para hacer brindis y para invitar a los comensales a olvidar las preocupaciones del mundo y disfrutar de los placeres de la mesa y del buen vino.
Una frase en latín perfecta para tatuar si eres de los que gozan bebiendo en compañía de los amigos para celebrar las grandes ocasiones.

Odi et amo. Odio y amo.

Uno de los versos más conocidos del poeta Marco Valerio Catulo, uno de los grandes escritores amorosos de la República romana. Catulo vivió profundamente enamorado de una mujer a la que en sus versos llama Lesbia y que posiblemente hay que identificar con Clodia, una aristócrata casada con un noble que alternó temporadas de sentimientos correspondidos hacia el poeta con otras de desprecio e indiferencia. Con este verso de sólo tres palabras, Catulo resume a la perfección su amor por Lesbia. La ama porque no puedo evitarlo, y la odia porque este amor le hace sufrir. ¿Acaso existe un amor diferente a este?

Frase en latín para tatuar

Omnia vincit amor. El amor lo vence todo.

Una frase de la Égloga X del poeta latino Virgilio, dedicada a su amigo el poeta Cornelio Galo. Una de las sentencias más célebres en relación con el amor, cantado en esta ocasión como la fuerza más poderosa del universo, capaz de superar cualquier dificultad. Si tu deseo es hacer en tu tatuaje una alabanza del poder inmenso del amor, esta frase encaja a la perfección con lo que buscas.

Semper fidelis. Siempre fiel

Esta frase en latín se hizo célebre por ser el emblema del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos, la unidad de combate de élite del ejército de esta nación. Sin embargo, no se remonta a tiempos de la Roma clásica, sino que es una frase medieval y moderna, eso sí, en perfecto latín. Algunas familias nobles de Inglaterra y otros países de Europa lo lucen en su escudo de armas como símbolo de su fidelidad inquebrantable a la Corona.
La frase es muy utilizada sobre todo por militares de carrera o personas ligadas a alguna institución militar. Tanto el prestigio de los Marines americanos como la fuerza de estas dos simples palabras en latín, hacen de esta sentencia un mensaje perfecto para un tatuaje.

Tempus fugit. El tiempo escapa.

Un verso muy conocido que sin embargo no procede de la literatura latina en esta forma. Existe un verso del poeta Virgilio que es muy semejante y que posiblemente sea el origen de esta breve sentencia simplificada a lo largo de dos milenios. Igual que “Carpe Diem”, esta sentencia es una invitación a disfrutar de la vida antes de que nos demos cuenta de que se nos ha escapado entre las manos.

Ubi bene, ibi patria. Donde está la patria, allí está el bien.

En esta frase, Cicerón ofrece su idea de qué debe el hombre considerar su patria. ¿Cuál es la patria de un ser humano? ¿El país en el que ha nacido o en el que ha pasado su vida y ha criado a su familia? Cicerón opina que debemos considerar nuestra patria aquella que nos ha dado todo lo que tenemos y donde hemos encontrado un modo de vida.
Otra interpretación más nacionalista es que los bienes sólo los encontramos en la patria, por lo que no debemos olvidarnos de ella ni renegar jamás de lo que nos ha dado.

Veni, vidi, vici. Llegué, vi y vencí

Una de las máximas más conocidas de Cayo Julio César, en este caso recogida por el biógrafo Suetonio, que además de ña vida de César escribió las biografías de los emperadores de las casas Julio-Claudia y Flavia. César resumió de este modo su campaña contra el rey Farnaces del Ponto, una guerra breve y sencilla en la que apenas tuvo que utilizar su ingenio militar. Posteriormente se ha utilizado para expresar acciones sencillas en las que el genio de la persona se ha impuesto con rapidez sobre una situación adversa.

Frase en latín para tatuar


Comentarios