Hallan en Pompeya la inscripción funeraria más larga conocida hasta la fecha

Promedio: 5 (3 votos)

Tumba encontrada en Pompeya junto a la Puerta de Estabia

A pesar de que las excavaciones en la ciudad se han sucedido de forma ininterrumpida desde el siglo XVIII, la ciudad de Pompeya, destruida por el Vesubio en el año 79 d.C., continúa ofreciendo grandes sorpresas a los arqueólogos. Aunque hoy en día los mayores esfuerzos humanos y económicos se están dedicando a la conservación y consolidación de las partes de la ciudad ya sacadas a la luz, nuevas campañas siguen desvelando los secretos de esta ciudad romana de la Campania y acercándonos un poco más cómo era su vida cotidiana.

El último gran hallazgo que los arqueólogos han realizado en Pompeya ha sido una gran inscripción biográfica asociada a una tumba cerca de la llamada Puerta de Estabia, una de las entradas a la ciudad. En el mundo romano estaba prohibido enterrar o realizar ritos funerarios en el interior de las ciudades, por lo que era habitual que los caminos que llevaban hasta ellas estuvieran flanqueados por todo tipo de tumbas y enterramientos a los que los familiares del difunto acudían para realizar los ritos pertinentes. Como es lógico, cuanto más rico y poderoso era el muerto, más fastuosa y espectacular resultaba su tumba, por lo que podemos encontrar desde humildes columbarios en los que se depositaban las cenizas de los más humildes hasta grandes panteones para los ciudadanos más ilustres. En el caso del hallazgo de Pompeya se trata sin duda de uno de estos personajes de gran importancia en la ciudad de Pompeya: Cneo Alleio Nigidio Maio. Ya antes de la aparición de la tumba se sabía de la existencia de este personaje gracias a algunas inscripciones halladas en diversos puntos de la ciudad. Nigidio Maio fue uno de los grandes patrocinadores de juegos de gladiadores en Pompeya, un gasto que muchos políticos hacían para asegurarse el favor del pueblo y ganarse sus votos de cara a unas elecciones. Nigidio Maio ha pasado a la historia de este modo asociado a los gladiadores que combatían en el anfiteatro para deleite de la población de Pompeya, que adoraba estos espectáculos.

Lo más interesante de la tumba hallada junto a la Puerta de Estabia es la larga inscripción biográfica en la que se detallan los aspectos más importantes de la vida privada y pública del difunto. Con sus casi cuatro metros de longitud, se trata de la inscripción funeraria más larga hallada en todo el territorio del Imperio romano, por lo que su hallazgo ha constituido un hito en la historia de la arqueología. En ella se habla de la carrera del difunto, desde el momento en el que tomó la toga viril y se convirtió en adulto, hasta su escalada por el cursus honorum municipal de Pompeya para convertirse en uno de los políticos más importantes de su época en esta región de Italia. Nigidio Maio se labró una merecida fama de hombre generoso, ya que hizo traer animales exóticos de todos los rincones del Imperio para que sus conciudadanos pudieran verlos en la arena y organizó espectáculos con centenares de parejas de gladiadores que combatían entre ellos o contra los animales. Este personaje era además hijo de un liberto, un esclavo manumitido, y amigo personal del emperador Nerón, dos detalles que añaden todavía más interés a su pintoresca vida. Es posible que Nigidio Maio falleciera un año antes de la erupción del Vesubio, lo cual explicaría por qué su tumba está tan bien conservada hasta nuestros días.

A continuación podéis ver un vídeo en el que se muestran detalles de esta tumba y la inscripción funeraria encontrada en ella.

Massimo Osanna, el responsable de las excavaciones en Pompeya, ha reconocido ante la prensa sentirse muy emocionado por este descubrimiento, el más importante según él de los últimos años. Bajo la dirección de Osanna, Pompeya comienza a superar los tiempos difíciles en los que la UNESCO llegó a amenazar a Italia con retirar la protección especial de la que goza este yacimiento debido a las pésimas condiciones en las que éste se encontraba y a las muchas irregularidades que presentaba su administración. Los nuevos responsables de Pompeya han conseguido atraer financiación y racionalizar el gasto, de forma que la inversión en conservación ha aumentado y los trabajos de apertura de nuevas excavaciones han podido retomarse.

Fuente: La Repubblica

Comentarios