Los guerreros de Xian se inspiraron en la escultura griega

Nico | Artículo | 12/12/2013 - 19:05Comenta

Alejandro MagnoSegún la hipótesis de Lukas Nikel, profesor del departamento de Estudios Orientales y Africanos de la Universidad de Londres, la Dinastía Qin habría tenido contacto con la cultura difundida por Alejandro Magno en Oriente. Sus teorías no carecen de lógica, pero no podremos estar totalmente seguros de la veracidad de sus conjeturas hasta que algún descubrimiento arqueológico o manuscrito salga a la luz.

Los guerreros de terracota fueron descubiertos casualmente durante unas obras en 1974. Se trata de unas 8000 esculturas de soldados, construidas en torno al 200-209 a.C., que protegen el mausoleo de Qin Shi Huang, primer emperador chino. No son simples copias, pues muchos se diferencian por rangos militares, vestiduras o por aspectos faciales.

La hipótesis del profesor Nikel surge de documentos traducidos recientemente que hablan de estatuas gigantescas, vestidas con ropas extranjeras, que aparecieron en la región de Lintao (literalmente lugar del lejano oeste). El emperador, embaucado por éstas, no sólo las duplicó para ornamentar la entrada de su palacio, sino que le inspiraron para crear su ejército de terracota.

Antes del reinado de Qin Shi Huang, la escultura china estaba relegada a pequeñas y rudas figuras. Para el profesor Nikel, esto es una evidencia clara de que hubo algún tipo de relación entre la cultura china y la griega. Desafortunadamente, no queda rastro arqueológico de estos gigantescos modelos, sólo un escrito en el que aparecen sus extraordinarias medidas.

Otra suposición que maneja Nikel es lo bien trabajadas que están las esculturas. Cerca del mausoleo Qin, se encontraron figuras de acróbatas y bailarines mostrando el torso desnudo, marcando con claridad los músculos en movimiento. Sólo el arte griego, tras muchos años de perfeccionamiento, podía elaborar imágenes tan reales; un ejemplo más de que tuvo que haber contacto entre ambas culturas.

Las teorías de Nikel son impactantes y no carecen de sentido, pero aporta pocas pruebas aparte de las actuales traducciones de antiguos textos chinos. La cuestión no ha quedado aquí, sino que ya se están estudiando las posibles relaciones entre la cultura helenística y la china. Esperemos que pronto aparezcan estudios que arrojen nueva información sobre este asunto.

Fuente: www.livescience.com


Comentarios