Recuperadas en Sevilla dos docenas de piezas arqueológicas robadas

Promedio: 5 (1 voto)

Algunas de las piezas recuperadas por la policía local de SevillaEl pasado domingo, la policía local de Sevilla dio el alto a una furgoneta que se dirigía al mercadillo conocido como "El Charco de la Pava", uno de los centros de compra y venta de material de segunda mano más importantes de Andalucía y que, por el volumen de mercancía de cambia de manos, menos controles sufre por parte de las autoridades. Al abrir la parte trasera de la furgoneta, los agentes se encontraron con una desagradable sorpresa. El conductor llevaba con él un importante alijo de piezas arqueológicas destinadas a su venta a un cliente todavía por identificar. Tras su inmediata incautación, la policía puso este material en manos de especialistas, que determinaron que el origen de las piezas era tanto romano como ibero, aunque fueron incapaces de precisar su procedencia exacta. Entre los objetos recuperados hay una gran cantidad de monedas, datadas entre los siglos I y III d.C., pequeños exvotos con forma humana, piezas metálicas de diversos tipos y dos cabezas de piedra que representan a un sátiro y aun personaje de facciones negroides. Algunas de ellas, como el pequeño guerrero ibero de metal, podrían tener un valor muy elevado si se confirma su autenticidad. Por desgracia, el hecho de que estos objetos hayan sido extraídos de su contexto arqueológico por manos no expertas y sin una documentación del proceso, hace que la mayor parte de la información que los historiadores podrían sacar de ellos se haya perdido de forma irremisible. Aunque en esta ocasión se ha conseguido atajar la venta de este pequeño alijo, lo cierto es que la venta de piezas arqueológicas en el mercado negro y el expolio de los yacimientos arqueológicos continúa siendo un problema grave en determinadas zonas de España. Los escasos controles policiales, la nula protección de la mayoría de los yacimientos y, sobre todo, las ridículas penas a las que se enfrentan los expoliadores y contrabandistas al ser llevados ante la justicia incitan a que este tipo de crímenes se sigan perpetrando.

Fuente: El Mundo

Comentarios