"Tusculana marmora" de F. Salcedo: Comentario y trayectoria de la estatuaria de Tusculum. Presentación del libro

Sin votos (todavía)
Nacho Ataz | Noticia | 11/12/2016 - 14:10Comenta

El próximo jueves, 15 de diciembre, la profesora de arqueología de la Universidad Complutense Fabiola Salcedo presentará su último libro, "Tusculana marmora", donde recoge y analiza las numerosas piezas escultóricas que durante muchos siglos ha conservado el yacimiento de Tusculum.

Imagen del proyecto Tusculum

La ciudad romana de Tusculum, a unos 25 kilómetros al sureste de Roma y al norte de los Montes Albanos, fue una de las zonas favoritas de los aristócratas romanos, que durante la última época de la República usaron como zona residencial alejada de la gran urbe. Las excavaciones en el yacimiento han constatado ya unos primeros asentamientos en torno al siglo X a.C., y se ha podido atestiguar su habitación hasta la primera parte de la Baja Edad Media. Se sabe que Marco Porcio Catón, Catón el Viejo, nació en Tusculum a finales del siglo III a.C.. Su bisnieto, Catón el Joven, nacería ya en Roma; sin embargo, el autor de la alabanza que a su muerte fuera escrita (Laudatio Catonis) y probablemente pronunciada, Cicerón, sí llegó a poseer en Tusculum propiedades que usaría a modo de segunda residencia. Sabiendo todo esto, sería inconcebible un Tusculum llano y sobrio, sin esculturas y aditamentos ornamentales.

Desde el Renacimiento y hasta el siglo XIX se llevaron a cabo unas primeras labores en el yacimiento por parte de anticuarios interesados en las piezas allí halladas, cuyas interpretaciones han sido corregidas en los últimos años de trabajo del proyecto Tusculum, gestionado por la Escuela Española de Historia y Arqueología de Roma (EEHAR-CSIC) y liderado por el arqueólogo Xavier Dupré Raventós, en primer lugar, posteriormente por Trinidad Tortosa, y actualmente por la arqueobotánica Leonor Peña Chocarro. El proyecto ha podido centrarse en las áreas más relevantes del yacimiento, como el foro, en el que aún se percibe un ninfeo monumental, y el teatro. Además, tal y como se informa en la web del proyecto, en la actualidad se destina un tremendo esfuerzo a la elaboración de una cartografía digital que permita la virtualización en 3D de la zona, con la idea de facilitar la visita al yacimiento desde cualquier parte del mundo, un trabajo de grandes dimensiones y perteneciente a la conocida como arqueo-informática, la informática aplicada a esta arqueología de nueva generación, y de la que tenemos otros ejemplos en la virtualización del Museo Arqueológico Nacional y del Templo Romano de Córdoba, la reconstrucción de las Termas de Diocleciano, o incluso el producto ofrecido por Atlas Tours en la ciudad Sevilla.

Portada de Tusculana Marmora, de Fabiola Salcedo
Fabiola Salcedo, profesora de arqueología de la Universidad Complutense y acérrima colaboradora del proyecto Tusculum durante varios años, ha querido mostrar los hallazgos en este yacimiento relacionados con sus "mármoles", analizando el contexto arqueológico en el que fueron encontrados y el entorno histórico; así surge ahora, después de muchas revisiones y la laboriosa organización y clasificación de materiales, su obra "Tusculana marmora: escultura clásica en el antiguo Tusculano".

La autora diferencia en su obra dos grandes secciones: una primera en la que analiza cada una de las esculturas que formaron parte de la vida de Tusculum y su trayectoria en el mundo del coleccionismo arqueológico: un trabajo inédito en el que se recogen todas las piezas escultóricas (esculturas, retratos, relieves, etc), de los ámbitos público y privado, que actualmente sólo podríamos contemplar visitando los más de cuarenta museos de todo el mundo entre los que dichas piezas han quedado repartidas; esta unificación y mapeo del Tusculum de la época a través de sus mármoles permite a la arqueóloga realizar un consecuente examen de la ideología y la construcción social subyacente. Una segunda sección queda dedicada al catálogo de más de trescientas piezas. Aquí, la profesora Salcedo examina los hallazgos pormenorizadamente desde una óptica bifocal, de carácter tanto historiográfico como iconográfico y formal, y las clasifica y ordena a lo largo de las subsecciones siguientes: 1. Escultura ideal, 2. Retratos de griegos, 3. Retratos y esculturas icónicas romanas, 4. Relieves de carácter mítico y alegórico, 5. Escultura de género y ornamental y 6. Fragmentos escultóricos de dudosa definición.

El libro ha sido editado y publicado muy recientemente y su presentación tendrá lugar el próximo jueves, 15 de diciembre a las 18:30, en la Librería Científica del CSIC, en la calle Duque de Medinaceli 6, muy próxima al Palacio de las Cortes en Madrid. A continuación, desde Portal Clásico facilitamos una imagen del índice para quienes puedan estar interesados en adquirir este hermoso compendio de la escultura en Tusculum.

Índice de Tusculana Marmora, de Fabiola Salcedo

Fuentes: EEHAR-CSIC y Tusculana marmora

Comentarios