Una moneda acuñada en Segovia hace más de dos milenios

Promedio: 5 (2 votos)

Moneda acuñada en Segovia en el siglo I a.C.

El rostro de un joven en el anverso. Un jinete portando una lanza en el reverso. Y bajo la figura del caballo, el nombre de la ciudad de Segovia, escrito tal cual lo conocemos hoy en día. Un hallazgo único, estudiado por el arqueólogo Néstor F. Marqués, que ha vuelto a poner a Segovia en el punto de mira de todos los especialistas en numismática del mundo. Esta ciudad castellana es célebre por sus restos romanos gracias al majestuoso acueducto que, desafiando el paso de los siglos, se alza aún para recordarnos el pasado imperial de la región. El hallazgo de esta moneda ha permitido confirmar que la ciudad romana de Segovia realizó al menos dos emisiones de moneda en época romana, algo que hasta el momento se consideraba impensable al no haberse encontrado resto alguna de esa segunda acuñación. El doctor Néstor Marqués ha ido más allá: a pesar de estado gastado de la pieza, ha sido capaz de precisar que el maestro acuñador podría ser autor también de otra serie de momedas halladas en la ciudad de Segóbriga, en la provincia de Cuenca.

Pese a sus esfuerzos, esta moneda aún esconde un secreto. La cabeza del anverso presenta dos letras grabadas, LC, que nadie hasta el momento ha sido capaz de precisar qué significan. Marqués ha descartado que se trate del magistrado municipal del momento de la acuñación, pues éstos no estaban tanto tiempo en el cargo como para aparecer en monedas de cronología tan diversa. La única opción, apunta, es que se trate de un personaje bien conocido por los segovianos del siglo I a.C., aunque desconocido para nosotros.

Fuente: ABC

Comentarios