Una tumba micénica en la isla de Salamina

Sin votos (todavía)

Arqueólogos trabajando en la tumba micénica hallada en Salamina

La isla de Salamina, frente a las costas del Ática, fue el escenario de una de las más gloriosas gestas de la historia griega. En sus costas se libró la gran batalla naval en la que las naves griegas derrotaron a la flota persa de Jerjes, dando el golpe de gracia a su intento de invasión de la Hélade y marcando un punto de inflexión en el desarrollo de las Guerras Médicas. En el siglo V a.C., la isla de Salamina formaba parte de los territorios bajo el control directo de la ciudad de Atenas, pero es probable que siglos antes esta isla fuera una entidad independiente capaz de labrarse un glorioso nombre por si misma. Así lo atestigua al menos la tradición épica, los largos poemas cantados por aedos y rapsodas y transmitidos de generación en generación. De esta tradición poética sólo han quedado completas la "Ilíada" y la "Odisea", atribuidas a Homero, y algunos fragmentos de otros poemas. Todos ellos coinciden en hacer de Salamina la patria del héroe Áyax, uno de los guerreros más poderosos que combatieron en la guerra de Troya. Áyax era hijo de Telamón, también rey de Salamina y hermano de Peleo, padre de Aquiles. ¿Es posible que esta tradición recogiera la realidad de una época pretérita en la que la isla de Salamina fuera un glorioso reino? Arqueólogos y filólogos han demostrado que los poemas homéricos reflejan un mundo muy deformado a través de siglos de transmisión oral, pero un mundo que contiene retazos de realidad.

Un pequeño trozo de esta realidad en la isla de Salamina ha salido a la luz en las últimas semanas. En una de las áreas más urbanizadas de la isla, un grupo de obreros descubrieron lo que parecían ser unas tumbas de gran antigüedad mientras realizaban unos trabajos de mejora en el alcantarillado. Cuando os arqueólogos comenzaron a excavar en el lugar, descubrieron que se trataba nada menos que de una tumba de época micénica, es decir, de la Edad del Bronce Reciente, la época en la que según la mayoría de los especialistas deberían fecharse los elementos reales de los poemas homéricos. La tumba encontrada consiste en una pequeña cámara de un metro y medio de altura, muy semejante a otras localizadas en las inmediaciones. En su interior se han documentado restos de hasta cinco personas distintas, por lo que estaríamos ante un enterramiento comunal muy habitual en el Bronce Reciente. Dado que se han realizado hallazgos semejantes cerca del lugar donde ha aparecido esta tumba, los arqueólogos ya hablan de un gran cementerio micénico localizado en este sector de la isla.

Los trabajos de excavación se han visto dificultados por las constantes inundaciones, ya que la tumba se encuentra en una zona por la que fluyen diversos manantiales subterráneos. Finalmente, los arqueólogos han decidido retirar los restos humanos para su estudio en laboratorio, mientras las piezas de ajuar enterradas junto a ellos serán restauradas y enviadas a un museo de Salamina. La estructura de la tumba será enterrada de nuevo debido a las dificultades de consolidar un proyecto de excavación a largo plazo en esta zona.

Fuente: Greek Reproter

Comentarios