VI Gymkhana Madrid, Capital del Mito

Sin votos (todavía)

El próximo 20 de mayo en el Parque del Retiro volveremos a disfrutar de la prueba mitológica más famosa de Madrid. Alumnos de los distintos colegios e institutos de Madrid tendrán que compartir las aventuras del héroe Teseo y demostrar qué equipo de los participantes es digno sucesor del héroe ateniense. Los profesores que inscriban a sus alumnos llevan meses preparándolos para superar las diferentes pruebas de la gymkhana. Pero ¿quién es Teseo?

Hay que agradecer el gran trabajo voluntario de los organizadores del evento quienes utilizan su tiempo libre para disponer este evento que se está convirtiendo en una cita indispensable en el calendario educativo. Madrid, Capital del Mito está a la cabeza de una organización que necesita decenas de personas que trabajan por vocación y sin ánimo de lucro. Desde Portal Clásico, muchas gracias por envolvernos en una mitología clásica entretenida y divertida.

NORMAS DE INSCRIPCIÓN

  • La Gymkhana está dirigida exclusivamente a alumnos de 3º y 4º ESO matriculados en Cultura Clásica y/o Latín, y de 1º de Bachillerato de Humanidades que cursen Latín y/o Griego. El incumplimiento de este requisito por parte de cada uno de los miembros del grupo conlleva su descalificación.
  • Pueden inscribirse en la Gymkhana alumnos que cursen estudios en cualquier Comunidad Autónoma.
  • Se participará en grupos de tres a cinco miembros presentados por un profesor que será el responsable del grupo y deberá estar a disposición de los organizadores hasta el final de la Gymkhana.
  • Cada grupo deberá tener un nombre relacionado con el mundo grecorromano.
  • El juego consiste en superar pruebas repartidas a lo largo del Parque del Retiro de Madrid.
  • El tema de este año es TESEO, EL HÉROE DE ATENAS.
  • Se concederán cinco premios que se publicarán con anterioridad a la celebración de la Gymkhana en el blog de “Madrid, Capital del Mito”.
  • Todos los participantes recibirán un diploma y un regalo conmemorativo.

REGLAS DEL JUEGO

  • A las 12:00 horas del día 20 de mayo de 2017 todos los grupos inscritos se reunirán en el Palacio de Velázquez del Parque del Retiro. Tras una prueba inicial recibirán un pasaporte para anotar las puntuaciones y un plano del parque donde estarán señaladas las pruebas que tendrán que superar, y se les indicará por cuál tienen que empezar.
  • En los puestos de control recibirán las instrucciones de cada prueba y el jurado anotará en el pasaporte la puntuación obtenida.
  • Los miembros del grupo tendrán que ir siempre juntos y atenderán a las indicaciones que se les den.
  • A las 13:30 horas se dará por finalizado el juego, no pudiéndose realizar ninguna prueba más a partir de dicha hora. Todos los participantes irán al último punto de la gymkhana, donde deberán entregar su pasaporte.
  • El jurado hará la valoración total del recorrido ateniéndose a las anotaciones de los pasaportes y las indicaciones de los jefes de control.
  • La mala actitud, la falta de deportividad, y la pérdida del pasaporte o su manipulación serán motivo de descalificación inmediata.

INSCRIPCIÓN

  • El plazo de inscripción será del 3 al 28 de abril de 2017. Cada centro puede inscribir un máximo de dos grupos. El número máximo de grupos participantes es de 60.
  • Cada grupo tendrá que aportar la cantidad de 5 € en concepto de Inscripción.
  • Los profesores de los grupos interesados deberán solicitar la ficha de inscripción a partir de las 00:00 horas del 3 de abril a madridcapitaldelmito@gmail.com (indicando si se desea inscribir un único grupo o dos) y enviarla antes de las 24 horas del día 28 de abril al mismo correo una vez cumplimentada y acompañada del justificante de ingreso de la cuota de inscripción. Si en ese plazo de tiempo los organizadores no han recibido la documentación al completo, el grupo decaerá en su reserva de plaza y ésta pasará al primer equipo que se encuentre, en su caso, en lista de espera.

TESEO

El rey Egeo de Atenas, no pudiendo tener hijos, acudió al oráculo de Delfos para conseguir un vaticinio favorable que le sirviera de solución a su problema. Como no podía ser de otra manera, la Pitia le dedicó unas oscuras palabras que no pudo descifrar: no abras la boca de tu repleto odre de vino hasta que llegues a Atenas. De vuelta a su ciudad cayó el sol y decidió pasar la noche en Trecén en el palacio del rey Piteo. Egeo le hizo participe del oráculo y este comprendió enseguida a qué se refería: Egeo tendría un hijo con la primera mujer con la que yaciera.

Así pues, lo engañó para que se acostara con su hija Etra quien quedó al instante embarazada de Teseo. Otras fuentes cuentan que esa misma noche fue Poseidón quien se acostó con Etra, dando a Teseo un origen divino y convirtiéndolo por tanto en un héroe. Egeo regresó a Atenas dejando a su hijo al cuidado de su abuelo y su madre. Para reconocerlo cuando fuera adulto escondió bajó una gran roca una espada y unas sandalias. Egeo hizo esto temiendo que sus sobrinos, quienes estaban al acecho del trono, asesinaran al pequeño. Cuando Teseo se convirtió en un hombre vigoroso y robusto consiguió levantar la piedra y descubrir quién era en realidad. De esta manera se puso de camino a la corte de Atenas para presentarse ante su padre.

TESEO Y SUS PRIMERAS AVENTURAS

TeseoDe camino a la polis griega limpió los caminos que a esta conducían de maleantes y ladrones. Quería emular a Hércules, modelo de Egeo de quien después se hizo amigo. Consiguió acabar con Perifetes, hijo de Hefesto, quien asaltaba a los caminantes matándolos con su gran maza de oro. Teseo consiguió arrebatársela y le dio muerte con su propio arma. Otro asaltante con el que acabó fue Sinis, quien ataba los brazos de los viandantes a dos copas de pino. Después, soltaba los árboles desmembrando a la victima. Teseo terminó con la vida de Sinis de la misma manera que él acababa con las de sus víctimas. Entre otro de los famosos maleantes a los que Teseo dio muerte estuvo Procusto. Un ladrón que seducía a la gente y la ataba en la cama. Si el caminante era alto, lo ataba a una cama pequeña cortándole los miembros que sobresalían para que cupiera. Si por el contrario, era bajito, lo ataba a una cama grande y estiraba sus extremidades. Teseo no se dejó seducir, sino que fue él quien convenció a Procusto para que se tumbara en la cama pequeña y le cortó los pies y la cabeza. La explicación que se da de estos mitos es que Teseo fue un rey ateniense que se dedicó a limpiar los caminos de ladrones y a hacerlos seguros.

Cuando Teseo llegó a Atenas, lo hizo como extranjero y descubrió que Egeo se había casado con Medea y habían tenido un hijo. Medea, temerosa de que su hijo perdiera la oportunidad de acceder al trono quiso matar a Teseo. Convenció a Egeo para que echara veneno en el vino a aquel extranjero, pues parecía peligroso. Le dio una copa de vino envenenada y en el momento en el que iba a dar el primer sorbo, Egeo reconoció las sandalias y la espada y supo que estaba ante su hijo, de modo que le arrebató la poción y la tiró al suelo. Medea, descubierto su plan, no le quedó otra opción que huir de Atenas.

TESEO Y EL MINOTAURO

Teseo y el MinotauroTeseo vivió feliz junto a su padre en Atenas, pero la ciudad estaba obligada a pagar un tributo al rey Minos de Creta. El tributo consistía en que cada siete años, siete mujeres jóvenes y otros siete hombres servían de alimento al famoso Minotauro. Teseo, a pesar de que al ser hijo del rey estaba exento de ser víctima de la bestia mitad toro mitad humano, se ofreció voluntario. Le dijo a su padre que no se preocupara, que él acabaría con el Minotauro, volvería victorioso y Atenas no tendría que volver a pagar ningún tributo. La nave en la que Teseo partiría a Creta tenía velas negras, Egeo le dio a su hijo otras blancas y le suplicó que, por favor, si volvía incólume las pusiera en su barco. De esta manera, al aparecer el barco por el horizonte de vuelta a Atenas, Egeo sabría el primero si su hijo estaba vivo o muerto.

Al llegar al Palacio de Cnossos, Teseo conoció a la hermosa hija del rey Minos, Ariadna. El amor surgió entre ambos al instante y Ariadna temió que Teseo no escapara vivo del laberinto. Prendida por el héroe ateniense le hizo prometer que si ella le ayudaba a escapar del laberinto él la llevaría a Atenas. Ariadna, aceptado el trato, le dio un ovillo de lana. Cuando Teseo entrara en el laberinto tendría que ir soltando la lana del ovillo y a la vuelta solo tendría que seguir el rastro. Teseo acabó con el Minotauro a puñetazos y gracias al ovillo que Ariadna le había entregado pudo salir del laberinto.
Tal como había prometido, Teseo embarcó de vuelta a Atenas con Arianda, pero hizo una parada en la isla de Naxos. Teseo, sin que sepamos muy bien la razón, la dejó allí abandonada mientras dormía. Cuando Ariadna despertó, se sintió sola, desolada y sin patria a la que poder volver, pues había ayudado a matar al Minotauro (su hermano) y había huido de su casa. Por fortuna Dionisos desembarcó en la isla y acabó casándose con ella. Se dice que Teseo la abandonó por mandato de los dioses para que esta se pudiera casar con el dios del vino, aunque otras versiones apuntan el abandono como una decisión voluntaria.

Desde que Teseo marchara de Atenas, su padre, con el corazón abatido por la posible pérdida de su hijo, se despertaba al amanecer y pasaba el tiempo mirando al horizonte con la esperanza de ver el barco con las velas blancas y volver a abrazar a su hijo. Pero el despistado Teseo olvidó cambiar las velas de su nave al salir de Naxos y lo primero que vio su padre aparecer por la franja de mar, fue un barco ateniense con las velas negras. Apenado, pensando que su hijo no había sobrevivido a la bestia, Egeo, desde el promontorio al que se subía todas las mañanas para poder ver la llegada del barco se precipitó al mar, otorgándole el nombre que ahora lleva, Mar Egeo.

LAS AMAZONAS

TeseoDe vuelta en Atenas, Teseo ayudó a su amigo y modelo Hércules en uno de sus trabajos. Euristeo había ordenado a Hércules conseguir el cinturón de Hipólita, una amazona. Las amazonas eran un pueblo exclusivamente de mujeres que se caracterizaba por su belicosidad. Cuando los dos héroes llegaron a la región de las amazonas, Hércules consiguió el cinturón y Teseo se enamoró de Hipólita (Antíope o Melanipa, dependiendo de la versión). La raptó y la llevó consigo a Atenas donde vivieron felices una larga temporada. El rapto molestó al resto de amazonas quienes llevaron la guerra contra Atenas. Tras una sangrienta batalla estas fueron derrotadas y tuvieron que admitir la victoria de Teseo. El héroe ateniense tuvo un hijo con Hipólita llamado Hipólito.

FEDRA E HIPÓLITO

Pero poco duró la relación entre Teseo y la amazona. La acabó repudiando al tiempo para más tarde casarse con Fedra, la hermana pequeña de Ariadna. Con esta unión Teseo pensaba poner fin a la mala relación que seguía habiendo entre Atenas y Creta. Parecía que este iba a ser el gran amor de Teseo ya que se parecía a Ariadna. Pero Fedra, a pesar de su parecido con la abandonada, no tenía nada en común con su hermana. Pronto se cansó de ella como se había aburrido del resto de mujeres con las que había estado. Abandonada sentimentalmente Fedra se enamoró de Hipólito, el hijo de Teseo e Hipólita, pero este había consagrado su vida a la diosa Artemisa y rehusaba de la diosa del amor. Afrodita, para castigar la falta de hybris de Hipólito hizo que Fedra se enamorara locamente de él. Como Hipólito se mantuvo firme en el juramento de castidad que había hecho a Artemisa, Fedra intentó violarlo sin éxito. Entró en cólera por la poca atención que le prestaba Teseo y por haber sido rechazada por Hipólito. Para vengarse de este último decidió escribir una carta a Teseo tergiversando la realidad y asegurando que Hipólito la había intentado violar. Después de escribir la carta se ahorcó. Teseo engañado suplicó a Poseidón que vengara a Fedra. El dios envío un toro que salió del mar cuando Hipólito conducía su carro. Los caballos asustados hicieron que el carro volcara e Hipólito murió en el accidente.

TESEO Y PIRITOO

Teseo entabló una fiel amistad con un lapita llamado Piritoo quien, enterado de su fama, antes de conocerlo, quiso ponerlo a prueba robando el ganado de Teseo. Cuando el héroe encontró sus reses y descubrió quiÉn había sido decidió castigarlo. Justo en el momento en el que iban a llegar a las manos, Teseo quedó admirado por la naturaleza de Piritoo. Enseguida trabaron una fiel y limpia amistad.
Ambos se enfrentaron a grandes aventuras como la de dar caza al jabalí de Calidón, formaron parte de la expedición de los Argonautas o lucharon contra los centauros el día de la boda de Piritoo.

Sin duda, el episodio más famoso fue el de la bajada a los infiernos. Teseo, a pesar de su avanzada edad, continuaba en busca de una mujer que lo hiciera feliz y apagara su fuego. Junto con su amigo decidieron raptar a dos bellas mujeres y desposarse con ellas. Teseo se decidió por la joven más bella de Grecia, Helena, quien se convertiría más tarde en la causante de la Guerra de Troya. Piritoo y él la raptaron y la llevaron a Trecén para que Etra la cuidara. Piritoo eligió a Perséfone, esposa de Hades y reina de los muertos. Cuando bajaron a os infiernos a por ella, Hades los engañó invitándolos a un banquete. Al sentarse en las sillas que les ofrecieron se quedaron pegados obligados de esta manera a permanecer siempre en el mundo de Hades.

Hércules, cuando descendió a los infiernos en busca de Cerbero, se encontró con Teseo y Piritoo adheridos a las sillas. Gracias a su gran fuerza, pudo levantar a Teseo, pero cuando lo intentó con Piritoo la tierra tembló y por miedo tuvieron que dejarlo para siempre en los infiernos.

MUERTE DE TESEO

En el intervalo de tiempo en el que Teseo había estado en en el Hades, Caśtor y Pólux habían rescatado a su hermana Helena, habían raptado a Etra, madre de Teseo, habían hecho huir a Demofonte y Acamante, hijos de Fedra y Teseo y por tanto herederos al trono de Atenas. La falta de monarca dio la oportunidad a Menesteo para hacerse con el trono de Atenas. Cuando Teseo regresó encontró una ciudad hostil y en rebeldía contra él, así que decidió marchar a la corte del rey Licomedes de Esciro.

La muerte de Teseo es un misterio, pues se trata de diferentes maneras según las fuentes. Unas cuentan que Teseo fue aclamado a su llegada a Esciro y tratado como el héroe que era. Licomedes, envidioso y atemorizado por la popularidad del ateniense decidió acabar con su vida empujándolo por un acantilado. Otras fuentes ponen la muerte de Teseo como algo accidental, se supone que tropezó él solo y cayó por el acantilado.

Sea como fuere los huesos de Teseo fueron llevados a Atenas para descansar en el Teseion.

Comentarios