Sangre de Baco

Los romanos y el comercio atlántico

Promedio: 5 (1 voto)
Nico | Noticia | 4/01/2014 - 13:12Comenta

pecio romanoUn estudio realizado recientemente por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) nos da a conocer, a través de distintos yacimientos europeos, la existencia de un importante comercio atlántico en época romana.

De sobra es sabido el gran tránsito de naves comerciales por el Mediterráneo. Diferentes civilizaciones como la egipcia, la griega o la romana, entre otras, han sido dueñas de las vías marítimas durante la antigüedad. El intercambio de mercancías a través del mare nostrum siempre ha sido muy importante y ha sido una gran fuente de riquezas. Por esa razón durante siglos se ha luchado y colonizado cada punto estratégico de este mar, con el fin de controlar todas sus rutas comerciales. Pero ¿qué sucede con el Océano Atlántico?

La navegación por el Mediterráneo se hacía fácil debido a que es pequeño, normalmente tranquilo y muy conocido en la época. Era muy difícil perderse en éste y más practicando la navegación costera, como los griegos ejecutaban a la perfección. Así pues, las civilizaciones alrededor de nuestro mar crecieron no sólo económicamente, sino también culturalmente. Los barcos mercantes además de aceite, vino o trigo, también transportaban monedas, dioses extranjeros y costumbres extrañas que los pueblos acababan asimilando con el tiempo.

En cambio, el Océano Atlántico era más desconocido, resultaba un mar frío, profundo y traicionero. Aún así, el comercio era una fuente de riqueza, y el mar el camino más rápido para llevar mercancías y provisiones a tierras lejanas. Nuevos hallazgos arqueológicos muestran que los romanos tuvieron contacto con el noroeste de la Península Ibérica, la costa oeste de Francia, Alemania, Holanda e incluso Gran Bretaña.

Nuevas ánforas descubiertas en Alemania y Holanda ratifican la hipótesis del comercio atlántico a la vez que revelan que el tráfico de mercantes data, como tarde, de la época de Augusto, durante las campañas militares en Germania. La información combinada entre los recipientes, los pecios y otros materiales que proceden de la Península, parecen confirmar la ruta atlántica.

Según César Carrera, arqueólogo de la UAB, la sorpresa fue descubrir que “más del 70% de las ánforas de Gran Bretaña halladas en 103 yacimientos de época romana eran de procedencia peninsular. Predominaban las ánforas de aceite del Guadalquivir, garum de la bahía de Cádiz y vinos del sur y de la zona catalana”.

César Carrera añade que “tanto la cantidad, la variedad de productos y la cronología parecen inéditos y ayudan a completar la información que nuestros colegas franceses estaban documentando en la costa norte francesa, que tiene el mismo tipo de productos en proporciones similares y en unas dataciones idénticas. La mayoría de hallazgos son de barcos que se hundieron en la costa o en rías y cada día tenemos más: en Portugal, el último en Esposende; Galicia; las islas del Canal de la Mancha, y la costa belga”, que confirman una importante circulación comercial, “si bien no tan importante como en el Mediterráneo”, matiza.

Así pues, este estudio y los nuevos hallazgos afianzan la teoría del comercio romano en el Océano Atlántico y disipan las dudas de los más desconfiados.

Mare nostrum

Fuente: Agencia EFE

Comentarios