Una teja de Pompeya para comprar un IPhone

Promedio: 3 (2 votos)

La pasada semana, un joven holandés de dieciséis años fue sorprendido en el yacimiento de Pompeya tratando de robar una teja procedente de una casa, escondiéndola en su mochila. El joven, que se encontraba de viaje por Italia con sus padres, fue sorprendido por un turista estadounidense, que de inmediato dio la voz de alarma al cuerpo de seguridad del parque arqueológico. El adolescente fue abordado por los vigilantes y obligado a abrir su bolsa en presencia de sus padres. La sorpresa de éstos fue mayúscula cuando descubrieron que su hijo había estado a punto de perpetrar un grave saqueo del patrimonio arqueológico. Al ser interrogado, el joven holandés declaró que tenía la esperanza de vender la pieza por internet para, con el dinero recaudado, comprarse un teléfono de última generación de alrededor de quinientos euros. Por fortuna, el robo no pudo ser perpetrado, y la teja fue restituida a su lugar original. Al ser el joven delincuente menor de edad, las autoridades se limitaron a cursar una denuncia que por el momento no ha tenido consecuencia alguna, quedando el adolescente bajo custodia de sus padres.

Por desgracia, estos episodios se repiten con alarmante frecuencia en numerosos yacimientos de todo el mundo. Sin duda, toda la sociedad europea debe abrir un proceso de reflexión acerca del escaso respeto que muchos de nuestros jóvenes muestran hacia el patrimonio común, poniendo por delante el hacerse con un teléfono móvil a respetar el legado de la Antigüedad.

Fuente: Il Mattino

Tejas de Pompeya

Comentarios