Un submarino catalán para descubrir tesoros arqueológicos

Sin votos (todavía)

Submarino Ictineu 3 en labores de exploraciones arquelógica

La arqueología subacuática es uno de los horizontes por explorar que aguardan a los arqueólogos del presente y el futuro. Hasta el momento, los arqueólogos españoles que decidían especializarse en yacimientos submarinos, sólo podían contar con equipos de buceo personales, que, como máximo, les permitían sumergirse cincuenta metros bajo la superficie, quedando una gran cantidad de posibles zonas fuera de su alcance. Gracias a la ayuda del Ictineu 3, un submarino hecho en Cataluña con capacidad de hasta tres personas, los arqueólogos podrán ampliar este horizonte hasta un total de mil doscientos metros, lo cual les permitirá explorar la totalidad del litoral español y descubrir sus tesoros perdidos en las aguas. Antes de la aparición de este submarino, sólo las empresas privadas, más interesadas en el hallazgo y extracción de tesoros que en la pura investigación científica, tenían capacidad económica para utilizar este tipo de herramientas. Herramientas que por fin están al alcance de los arqueólogos.

La primera campaña en la que el Ictineu 3 ha tomado parte ha sido una exploración frente a las aguas del Cabo de Creus de la mano del Centro de Arqueología Subacuática de Cataluña, el llamado yacimiento de Cala Cativa I. La gran capacidad de inmersión del submarino ha permitido a los arqueólogos encontrar una nave hundida en el siglo I a.C., que por el momento ha sido catalogada como de construcción ibérica. El yacimiento de Cala Cativa I fue el primer rincón del litoral catalán en ser explorado por un arqueólogo aficionado, por lo que el uso del Ictineu 3 en esta zona contiene una fuerte carga simbólica.

Fuente: República de las Ideas

Comentarios