Varios diputados británicos proponen devolver a Grecia los mármoles del Partenón

Promedio: 3 (1 voto)

Mármoles del Partenón en el Museo Británico

El "Brexit", la slaida del Reino Unido de la Unión Europea, podría tener unas consecuencias inesperadas para Grecia y para el patrimonio cultural mundial. Después de que la población británica apoyara en un referendum de forma mayoritaria la salida de su país de la Unión Europea y todas sus instituciones, un grupo de parlamentarios contrarios al "Brexit" ha decidido dar un golpe de efecto en las conciencias de sus conciudadanos. Y lo han hecho nada menos que utilizando una de las colecciones artísticas más polémicas de cuantas hay en el Reino Unido: los mármoles del Partenón, también conocidos como mármoles de Elgin por el nombre del noble que los adquirió y sacó de Grecia en plena época colonial. Una docena de miembros de la Cámara de los Comunes, de diversos partidos aunque ninguno del Partido Conservador, ha elevado al gobierno una propuesta para que estas esculturas y frisos sean devueltos a Grecia en el menor plazo posible. Esta propuesta se ha interpretado de muy diversas maneras, pero ha predominado la idea de que pretende ser un aldabonazo contra aquellos que buscan que el Reino Unido rompa con Europa, al tiempo que un guiño hacia el resto del continente por parte de unos políticos que no desean ver cómo su patria se aleja de la Unión.

Aunque, tal y como han señalado numerosas autoridades, es prácticamente imposible que esta propuesta acabe siendo aprobada y convertida en ley, ha servido al menos para que el tema de la devolución de los mármoles vuelva a estar en primera línea de la actualidad política. Los viejos argumentos que esgrimían los gobiernos británicos, tales como que no había institución alguna en Grecia capaz de albergar con garantías suficientes tamaño tesoro artístico, han quedado inutilizados ante las obras de acondicionamiento que mejoraron de forma sustancial los museos de la Acrópolis. Este recinto está más que preparado para acoger y conservar los mármoles del Partenón que fueron sustraídos, y esto es algo en lo que están de acuerdo autoridades y científicos de todo el mundo.

Por desgracia, no parece que el gobierno británico recién entrado en el cargo tenga intención alguna de plantearse seriamente esta devolución. El director del Museo Británico, el doctor Hartwig Fischer, que hace unos meses llegó a valorar positivamente la posibilidad de que una parte de los mármoles viajaran a Grecia en calidad de préstamo, se ha mostrado totalmente contrario a esta iniciativa de los parlamentarios. Sin embargo, son muchas las voces de todo el mundo que se han unido en los últimos años a favor de que estas esculturas regresen a su lugar de origen en la Acrópolis de Atenas. El debate sigue abierto.

Fuente: El País

Comentarios