Abre al público la llamada Rampa de Domiciano

Sin votos (todavía)

Interior de la Rampa Imperial de DomicianoLa llamada Rampa de Domiciano es un largo corredor, descubierto a principios del siglo XX, que conectaba los Foros Imperiales con la morada del emperador en el Palatino, en un recorrido de casi medio kilómetro que discurría por la ladera de este monte. Fue construida por el último representante de la dinastía Flavia, el emperador Tito Flavio Domiciano, un príncipe que ha pasado a la historia con fama de cruel y despótico, pero cuyas ansias de grandeza contribuyeron en gran medida a hacer de Roma una ciudad monumental llena de edificios significativos. La Rampa estaba pensada para que el emperador pudiera acceder, siempre de forma pomposa y espectacular, a su palacio en el monte Palatino. De acuerdo con las intenciones de este emperador, y con su personalidad, la galería presenta unos altísimos techos y estaba originalmente decorada de forma rica y abundante.

El proceso de restauración de la Rampa de Domiciano ha sido largo y caro, pero finalmente las autoridades de la ciudad de Roma han podido proceder a su inauguración. El público podrá desde este semana contemplar un monumento más en la Ciudad Eterna, que además de conservar su estructura original se ha rehabilitado como museo en el que exhibir los últimos hallazgos que se produzcan en los yacimientos de los Foros Imperiales. De las siete salidas con las que originalmente contaba este largo corredor, sólo se han conservado cuatro. Por suerte, una de ellas es la que desemboca en los Foros Imperiales, permitiendo a los visitantes una espectacular vista de los mismos al terminar el recorrido de la Rampa.

Fuente: ABC

Comentarios