Bailén reclama el reconocimiento como escenario de la batalla de Baecula

Sin votos (todavía)
Luis Manuel López | Noticia | 3/10/2016 - 18:53Comenta

Ejército romano en una recreación moderna

Año 208 a.C. El joven Publio Cornelio Escipión, tras la toma de la ciudad de Cartago Nova, pretende impedir a toda costa que los ejércitos cartagineses de Asdrúbal alcancen el norte de la Península y puedan atravesar la Galia para unirse a sus compañeros que, bajo el mando de Aníbal, tiene en jaque constante a la ciudad de Roma. Para lograrlo, el general planta batalla junto a la ciudad de Baecula, que según los historiadores antiguos se encontraba en la parte alta del río Betis, el posteriormente llamado Guadalquivir. Fue la primera gran batalla en campo abierto entre romanos y cartagineses en la Península Ibérica, y se saldó con la victoria de las tropas de Escipión, aunque una parte del contingente cartaginés consiguió escapar al norte y cumplir su objetivo.

La tradición siempre ha dicho que la ciudad de Baecula, junto a la cual tuvo lugar la batalla, se convirtió con el paso de los siglos en la actual Bailén o al menos estuvo en las cercanías de esta ciudad. La historia oficial de Bailén siempre ha recogido esta batalla como parte de su rica historia local, casi al mismo nivel que la batalla que, milenios después, enfrentó a las tropas españolas contra las francesas durante la Guerra de la Independencia. Sin embargo, en los últimos tiempos han surgido hipótesis de algunos especialistas que sugieren que Baecula no se encontraba cerca de Bailén, sino en la localidad de Santo Tomé, a muchos kilómetros de distancia. Para estos historiadores, Santo Tomé cumple con más precisión los datos de las fuentes antiguas, ya que pudo ser en el cercano Cerro de las Albahacas donde Asdrúbal instaló su campamento antes de la batalla, estando el de Escipión a poca distancia. Cuando los arqueólogos han acudido a excavar en estos parajes, se han encontrado con una gran cantidad de restos materiales relacionados con el contexto militar, así como diversas monedas púnicas.

La polémica ha abandonado el marco académico cuando la Diputación de Jaén, en manos del PSOE, se a mostrado partidaria de admitir que la localidad de Santo Tomé fue el escenario de la batalla entre Escipión y Asdrúbal. El alcalde de Bailén, el popular Luis Mariano Camacho, ha reaccionado acusando a la Diputación de robar la historia de su pueblo sin tener base científica alguna. Para el edil, a falta de una prueba arqueológica concluyente, como un hallazgo epigráfico o semejante, la batalla de Baecula ha de permanecer ligada a Bailén. Para este alcalde, las hipótesis presentadas hasta el momento no tienen validez alguna frente a una historiografía que durante siglos ha logrado sostener la visión tradicional del escenario de la batalla. En el campo académico, los historiadores también están divididos entre quienes apuestan por mantener la teoría tradicional y los que creen que la hipótesis de Santo Tomé tiene la suficiente fuerza como para ser tenida en cuenta.

Mientras los historiadores siguen trabajando, el asunto tiene visos de convertirse en un conflicto más entre un municipio gobernado por el Partido Popular y una Diputación en manos del PSOE. Confiamos en que la historia de una batalla del siglo III a.C. no quede empañada por estas luchas políticas del siglo XXI.

Fuente: ABC

Comentarios