Cae en Grecia una red de expoliadores y traficantes de antigüedades

Promedio: 3 (2 votos)
Luis Manuel López | Noticia | 8/10/2016 - 17:32Comenta

Alijo de objetos robados y recuperados por las autoridades griegas

El pasado miércoles, la policía griega logró dar un golpe al tráfico ilegal de antigüedades con redes en todo el mundo. Tras una investigación de más de catorce meses, los cuerpos de seguridad del estado heleno consiguieron cercar a una organización que contaba con más de cincuenta personas a su servicio y que se dedicaba al negocio de la venta de objetos de arte y piezas arqueológicas en el mercado negro, contando en sus filas desde a excavadores profesionales, que se dedicaban a saquear yacimientos, hasta a vendedores y marchantes de arte que movían la mercancía por Europa. Hasta el momento se ha detenido a veinticinco personas relacionadas en diversos grados con este grupo criminal, todas las cuales podrían enfrentarse a penas de hasta cinco años de prisión por un delito contra el patrimonio. El primer arresto se produjo cuando una pareja de hombres trataba de atravesar la frontera entre Grecia y Bulgaria en su coche particular cargados con un importante alijo de monedas antiguas.

Además de detener a los sospechosos, la policía griega ha logrado requisar más de dos mil piezas arqueológicas y artísticas de origen sospechoso que estaban destinadas a salir del país en los próximos meses rumbo a casas de subasta y compradores particulares de todo el mundo. Entre los objetos recuperados hay desde varios cientos de monedas de diversas épocas, hasta grandes esculturas medievales, pasando por todo tipo de joyas, estatuillas, inscripciones... Según las autoridades griegas, los compradores de estos objetos, radicados sobre todo en Austria, Suiza, Alemania y el Reino Unido, eran perfectamente conscientes del origen ilegal de las piezas que adquirían o ayudaban a vender. Por desgracia, sólo la cooperación internacional, muy compleja en este tipo de casos, podría permitir arrojar más luz sobre esta oscura red de traficantes de arte. La red de traficantes contaba con un estricto control de las piezas, por lo que el estudio de sus papeles y documentos podría dar pie al hallazgo de nuevos objetos robados, vendidos ya y distribuidos por todo el mundo.

Fuente: The Big Story

Comentarios