Cuatro años de cárcel por destruir un yacimiento romano en Jaén

Sin votos (todavía)
Luis Manuel López | Noticia | 25/03/2019 - 17:56Comenta

Paisaje de olivos

A pesar de que las leyes cambian de una región a otra y a que en los últimos tiempos la protección del patrimonio cultural ha sufrido un notable retroceso debido a la crisis económica, los delitos contra los bienes culturales y arqueológicos continúan siendo perseguidos y castigados por la justicia. Una justicia que, aunque en ocasiones tarda en emitir su veredicto y demasiado a menudo puede parecernos muy permisiva, puede llegar a ser contundente en los casos en los que el delito resulta muy grave.

Esto es lo que ha ocurrido en la localidad jienense de Mengívar, donde un individuo encargó unas obras de acondicionamiento de unos terrenos de olivares para acometer la llegada de un sistema de riego. Las obras se realizaron sin los pertinentes permisos urbanísticos y, ante todo, sin el necesario informe de un perito que demostrara que los trabajos no dañarían ninguna estructura de valor arqueológico. Las obras en cuestión consistieron en la excavación de una serie de zanjas de más de diez kilómetros en un espacio donde los especialistas saben que se encuentra una antigua ciudad romana.

Las obras se realizaron sin los permisos y estaban muy avanzadas cuando las autoridades pudieron personarse en el lugar y detener las excavaciones. Aunque los trabajos se pararon ya era demasiado tarde para el yacimiento arqueológico. Según los especialistas que analizaron los daños, quedaron afectadas de forma irremediable tanto la estratigrafía del lugar como numerosas piezas cerámicas, cimientos de edificios y restos urbanísticos. En total, los daños se han calculado en una cifra cercana al millón de euros.

Estos hechos, analizados y tasados, han llevado a la Fiscalía a pedir para el propietario de la finca y para el responsable de la empresa que realizó los trabajos un total de cuatro años de prisión y una multa de 248.000 euros para cada uno de los acusados. El responsable de la empresa que llevó a cabo los trabajos sin contar con los permisos pertinentes se enfrenta además a una inhabilitación de tres años que le impediría realizar cualquier trabajo realizado con la construcción.

El caso continúa abierto y tendrá que ser el juez quien dictamine si finalmente se impone la pena que pide la Fiscalía.

Fuente: Diario Jaén

Comentarios