El puerto de la ciudad perdida de Sucro podría estar en Cullera

Sin votos (todavía)
Nacho Ataz | Noticia | 24/07/2016 - 23:04Comenta

Hace pocos meses, un grupo de buceadores encontró un yacimiento submarino en el que se han podido identificar varias piezas de época romana de gran valor arqueológico, pero lo más emocionante no son los resultados que puedan desembocar del estudio de las piezas, sino la teoría que podría resultar del lugar donde han aparecido.

Espada y ancla encontradas en el fondo marino, cerca de Cullera
Los protagonistas buceaban liderados por sus instructores, J. Puig Olmo y O. Pellicer Alonso, cuando se toparon fortuitamente con este tesoro. Lo inesperado de su hallazgo hizo que, tras informar a las autoridades pertinentes, les resultara complicado situar el emplazamiento exacto en el mapa. Finalmente y tras muchos sondeos, un día del pasado diciembre consiguieron localizar el perdido hallazgo.
Entre los objetos conservados en las profundidades marinas se encuentran restos de ánforas, 10 anclas, una espada romana y un busto de metal.
El descubrimiento de estas joyas, que vistieran hace mucho muchos barcos, también afecta a la discutida herencia de la ciudad de Sucro, mencionada por Estrabón en el s.I, y cuyo paradero resulta por el momento tan misterioso como el de la Atlántida de Platón. Más concretamente, en el entorno del lugar de los hallazgos se podría suponer el puerto de la ciudad de Sucro, el Portum Sucrone.
En esta polémica toman partido, por el momento, cuatro localidades valencianas, a saber, Alzira, Albalat de la Ribera, Sueca y Cullera; todas ellas presentan méritos y reclaman convertirse en el nuevo nombre del antiguo asentamiento de Sucro. Últimamente, el sentir mayoritario daba la victoria a Albalat de la Ribera, puesto que coincide con el lugar de paso de la Vía Augusta [véase la imagen superior, de la península según Estrabón].

Plano del levante ibérico generado según la descripción de Estrabón en Geografía

Plano del recorrido del Júcar antes de su desembocadura

Pues bien, el nuevo asentamiento arqueológico submarino podría inclinar la balanza a favor de Cullera por ser la que, de las cuatro, se encuentra en la desembocadura del Júcar y, por ello, la más cercana al supuesto puerto. De esto ya ha sabido sacar partido la alcaldía, quien ha afirmado lo siguiente: "[...] De confirmarse la presencia del Portum Sucrone frente a las costas de Cullera, nuestra ciudad recibirá un empuje turístico importante. [...] Vamos a luchar para que ese patrimonio se quede en Cullera y sea visitable."

Lo cierto de todo es que, aunque el puerto se encontrase directamente sobre la costa cullerense, nada impediría a la ciudad de Sucro guardar un asentamiento más alejado, río arriba.
En cualquier caso, lo importante es que estos restos sean rescatados y estudiados, e independientemente de los resultados, bien conservados, a la espera de que, en el futuro, la ciudad perdida de Sucro sea encontrada y podamos invitar a algún danés o alemán ---alguien, en fin, que hubiera podido estudiar latín y griego en su país--- para que tradujera las inscripciones de sus paredes y supiera colocar en el lugar apropiado todo cuanto, feliz y casualmente, ha venido a parar a nuestras manos.

Ánfora encontrada en el fondo marino, cerca de Cullera

Fuente: Valencia Económica y Levante-EMV

Comentarios