El vino de la Grecia antigua llega al Museo Arqueológico de Cataluña

Sin votos (todavía)
Luis Manuel López | Noticia | 30/09/2016 - 15:47Comenta

Muestra de la exposición El vino en Grecia en el Museo Arqueológico de Cataluña

El vino ha sido durante milenios una de las principales fuentes de calorías para los pueblos del Mediterráneo. En sus múltiples variedades, con decenas de tipos de uva, de calidad superior o caldos baratos, el vino ha estado presente en la cultura de estos pueblos desde la llegada de la agricultura procedente de Oriente. No en vano, esta bebida se convirtió desde muy pronto en mucho más que un simple producto para calmar la sed y olvidar las penas. El vino tiene tantas facetas culturales como sociedades hubo en la Antigüedad. Vino en los banquetes, vino como medicina, vino en los ritos religiosos, vino como producto estrella del comercio.

Para dar a conocer esta realidad, el Museo Arqueológico de Cataluña, con sede en Barcelona, inauguró ayer la exposición "El vino griego. De la antigüedad a las bodegas catalanas actuales", en la que se ofrece una retrospectiva de este producto desde su llegada a la Península Ibérica hasta la actualidad. La exposición recoge todas las fases de la elaboración del vino por parte de los antiguos griegos, desde los cultivos hasta su consumo, pasando por la elaboración y el comercio, que tanta importancia tuvo en la economía de la región durante siglos. Se presta una especial atención al vino producido por los grupos de íberos que tomaron esta práctica de los pueblos orientales y la hicieron parte de su propia cultura. Desde el punto de vista de la religión, se presta especial atención al culto de Dionisos, el dios griego del vino y la embriaguez, cuyos cultos mistéricos se extendieron por todo el Mediterráneo dejando restos en forma de esculturas, templos y todo tipo de artefactos. La exposición además cuenta con una gran cantidad de actividades paralelas, como catas y visitas a bodegas, que permiten al visitante conocer de primera mano una realidad histórica que sigue tan viva hoy como hace dos milenios.

La exposición fue inaugurada por numerosas autoridades políticas y académicas, y podrá visitarse en el Museo Arqueológico de Cataluña hasta finales del próximo mes de enero.

Fuente: El Economista

Comentarios