¿Está el Santo Grial en León?

Sin votos (todavía)

¿Es el cáliz de doña Urraca el Santo Grial?Este fin de semana ha saltado a la luz pública una noticia tan asombrosa como sensacionalista. El cáliz de la Última Cena, la copa con la que Cristo instauró el sacramento de la eucaristía, se encuentra en el museo de San Isidoro de León. Al menos esto es lo que afirma sin tapujos el Diario de León, que dice recoger los resultados de una investigación que ha seguido la pista de este objeto desde Tierra Santa hasta tierras leonesas pasando por Egipto. Según los investigadores, el Santo Grial se guardó, en los primeros siglos tras la muerte de Cristo, en la iglesia del Santo Sepulcro, en Jerusalén, hasta que la ciudad fue saqueda por los musulmanes y la pieza acabó en manos del califa fatimí de Egipto. Desde aquí llegó hasta el rey de la taifa de Denia, que a su vez se lo entregó al rey Fernando I de León como símbolo de pleitesía. Sería desde este momento cuando el conocido como Cáliz de Doña Urraca se conserva en esta ciudad, sin que sus depositarios supieran el valor del objeto que custodiaban. La pieza está compuesta por dos cuencos de ónice que fueron unidos por orfebres bajo encargo de Urraca, hija de Fernando I. Han sido, siempre según el artículo publicado, una serie tipo de pistas lo que ha llevado a los investigadores a identificar este cáliz, o uno de los cuencos que forman parte de él, con el utilizado por Cristo en la Última Cena: un arca de plata de origen egipcio hallado en San Isidoro, una colección de pergaminos antiguos en El Cairo, las propias pinturas de la colegiata con reprsentaciones de la última Cena... Una aventura digna de una novela de Dan Brown.

A la espera de contar con el libro que los investigadores publicarán a comienzos de abril recogiendo el fruto de sus investigaciones (Los reyes del grial), no podemos sino pedir prudencia ante este tipo de afirmaciones. Si se reunieran todos los supuestos griales y copas que se identifican todavia hoy con la utilizada por Cristo, tendríamos una colección que superaria el centenar de unidades. Las reliquias han sido un pingüe negocio desde los orígenes del Cristianismo, motivo por el cual las falsificaciones más o menos interesadas han sido una constante a lo largo de los siglos y lo siguen siendo en la actualidad. Una ciudad que asegurara ser la guardiana de una reliquia especialmente célebre podía convertirse en centro de peregrinación y ver su actividad económica multiplicada por varias cifras.

Desde el punto de vista científico, en el artículo citado se utilizan las pruebas de carbono catorce como método para datar el Cáliz de Doña Urraca en época romana, algo que resulta chocante a todos los que estén familiarizados con este tipo de metodología. El carbono catorce sólo funciona en restos orgánicos, no en metálicos ni minerales, y además ofrece un margen de error en la fecha de datación que sólo lo hace útil para las investigaciones prehistóricas en las que una oscilación de mil años no importa en exceso. Teniendo esto en cuenta, resulta muy dudoso que la prueba del carbono catorce haya aportado datos concluyentes sobre la cronología de este objeto. Por otro lado, aunque el rastro que se dice haber seguido desde El Cairo hasta la iglesia de San Isidoro fuera cierta, esto no implica en absoluto que la pieza en cuestión tenga relación alguna con Jesús de Nazaret. Lo que sabemos de la Última Cena se escribió décadas después de que ésta tuviera lugar: ninguno de los evangelistas conoció a Jesús en persona. Por si esto fuera poco, nada se dice en estos textos acerca del cáliz que se utilizó en la cena de Pascua. ¿Es creíble que, en medio de la confusión y el miedo que siguió al ajusticimiento de Jesús de Nazaret, alguien se preocupara de guardar aquella copa? Incluso siendo así ¿qué garantías hay de que el grial custodiado en la iglesia del Santo Sepulcro fuera la auténtica? Muchas dudas y muy pocas certezas para un proceso histórico que está macado por la manipulación desde el mismo momento en el que Jesús muere en la cruz. Resulta imposible demostrar que la pieza en cuestión es la que se utilizó en la Última Cena. Podemos aceptar, y no lo haremos hasta analizar las pruebas ofrecidas, que en algún momento de la Edad Media ese cáliz fuera considerado el Santo Grial, pero no implica ni mucho menos su autenticidad. Basta echar un vistazo al artículo publicado en el Diario de León para darse cuenta de que en este asunto se apuesta más por el sensacionalismo y el impacto de la noticia que por la ciencia y la veracidad histórica.

Por el momento, este mismo fin de semana el museo de la colegiata de San Isidoro ha subido el precio de sus entradas de cuatro a cinco euros. ¿Casualidad o posibilidad de negocio ante la más que probable avalancha de turistas?

Fuente: Diario de León

Comentarios

¿Está el Santo Grial en León? | Portal Clásico

Error

Mensaje de error

  • Deprecated function: Methods with the same name as their class will not be constructors in a future version of PHP; mime_mail has a deprecated constructor en require_once() (línea 162 de /home2/portalcl/public_html/sites/all/modules/backup_migrate/includes/filters.backup_restore.inc).
  • Deprecated function: Methods with the same name as their class will not be constructors in a future version of PHP; backup_file has a deprecated constructor en require_once() (línea 279 de /home2/portalcl/public_html/sites/all/modules/backup_migrate/backup_migrate.module).
  • Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home2/portalcl/public_html/includes/common.inc:2773) en drupal_send_headers() (línea 1486 de /home2/portalcl/public_html/includes/bootstrap.inc).
  • Error: Class 'FeedsHTTPCache' not found en feeds_cron() (línea 82 de /home2/portalcl/public_html/sites/all/modules/feeds/feeds.module).
El sitio web encontró un error inesperado. Vuelva a intentarlo más tarde.