Sangre de Baco

Hallan en Israel un espectacular sarcófago de época romana

Sin votos (todavía)

A mediados del mes de agosto, la Autoridad de Antigüedades de Israel, organismo encargado de la protección del patrimonio arqueológico, recibió una denuncia anónima que hizo saltar todas las alarmas. Según el denunciante, una empresa constructora habría encontrado en la ciudad de Askhalón una gran pieza de evidente antigüedad en el trascurso de unas obras para la construcción de un edificio. En lugar de informar a las autoridades del hallazgo, tal y como obliga la ley, los constructores habrían optado por extraer ellos mismos la pieza y ocultarla para poder continuar con los trabajos. De inmediato, los agentes de Autoridad de Antigüedades se personaron en el lugar de los hechos, encontrando de inmediato, en un estado totalmente desprotegido, un sarcófago de piedra con hermosos relieves clásicos. Los interrogatorios a los trabajadores de las obras dieron frutos inmediatos: la pieza había sido extraída rápidamente y sin ninguna supervisión especializada. El sarcófago, de dos toneladas de peso, fue inmediatamente trasladado a los almacenes de la Autoridad de Antigüedades para su correcto estudio. Una vez en un entorno controlado, los arqueólogos pudieron trabajar con la enorme pieza, dictaminando que se trata de uno de los sarcófagos más ricos jamás encontrados en la región, con un extraordinario trabajo de los materiales y restos de piedras preciosas engarzadas. Las primeras conclusiones a las que han llegado datan el sarcófago en época romana imperial. Con toda seguridad, perteneció a una familia romana adinerada que seguía creyendo en los rituales paganos, habida cuenta de los símbolos protectores que hay labrados en la piedra, tales como las cabezas de Medusa.

El hallazgo de este sarcófago supone uno de los acontecimientos arqueológicos más importantes de los últimos años en una región que está costumbrada a encontrar constantemente tesoros ocultos bajo la tierra. La Autoridad de Antigüedades ha iniciado un proceso judicial contra los constructores que no sólo trataron de ocultar la aparición del sarcófago, sino que lo dañaron de forma irreversible al extraerlo sin contar con la tecnología ni los conocimientos adecuados para ello. Las leyes israelíes son especialmente duras en lo que a defensa del patrimonio se refiere, por lo que estos empresarios pueden enfrentarse a penas que van desde una fuerte multa económica a una condena de prisión por atentar contra el registro arqueológico del país.

Fuente: El Mundo

Sarcófago romano hallado al sur de Israel

Comentarios