La Fedra de Racine en el Teatro Romea de Barcelona

Sin votos (todavía)

Fedra es uno de los más poderosos personajes trágicos que nos ha legado el teatro griego. Hija de Minos y Pasífae, hermana de Ariadna, hermanastra del Minotauro, Fedra pertenece a un linaje familiar maldito por los dioses. Al ser raptada por Teseo y conducida a Atenas para ser coronada como su reina, Fedra llevará esta maldición a las tierras del Ática. Encendida de pasión por su hijastro Hipólito, la cretense llega a acusar al joven de haber intentado violarla, logrando que su padre Teseo crea su versión y propiciando un final trágico para el joven. Esta historia de pasiones desatadas y turbulentas, puesta en escena de forma magistral por Eurípides en el siglo V a.C., ha sido retomada muchas veces en la historia del teatro posterior, siendo la versión del francés Racine una de las más logradas por la belleza y la fuerza de sus versos.

Es esta versión de Racine la que el director Sergi Belbel ha elegido para, traducida al catalán, llevar a las tablas del teatro Romea de Barcelona. Para encarnar a la inmortal Fedra, el director ha escogido a la ganadora de un Goya Emma Vilarasau, una actriz que, tanto en el escenario como en las entrevistas concedidas a la prensa, ha demostrado un notable conocimiento de la tradición clásica así como una notable sensibilidad para entender e interpretar las pasiones de estos personajes trágicos. A diferencia de la Fedra de Eurípides, que lleva las consecuencias de su pasión hasta más allá de la muerte, la interpretada por Emma Vilarasau, nacida de la imaginación de Racine, se redime al final de la obra confesando su culpa. Un guiño del autor francés a una de sus heroínas preferidas. En esta versión, la culpa de la protagonista queda diluida, recayendo la responsabilidad del sufrimiento humano en una fuerza mayor, la diosa Afrodita.

Pese a que toda la obra gira en torno al personaje de Fedra, es, como han puesto de relieve director y protagonistas, una composición muy coral en la que todos los personajes juegan un papel fundamental. Mercè Sampietro como Enona, Lluís Soler como Teseo, Xavier Ripoll como Hipólito, Jordi Banacolocha como Terámenes y Queralt Casasayas como Aricia, encarnan pasiones y sufrimientos tan violentos e irresistibles como los que mueven a la propia Fedra. Un elenco de actores, en definitiva, magistral, para dar vida a una historia eterna que habla de cuestiones tan humanas como el amor prohibido, la represión, los celos y sus consecuencias.

"Fedra" estará en el escenario del Teatro Romea de Barcelona hasta el 15 de marzo, con funciones de martes a domingo en diversos horarios.

Comentarios