Sangre de Baco

La nueva ley educativa pone en serio peligro el Latín y el Griego en Madrid

Sin votos (todavía)
Luis Manuel López | Noticia | 23/06/2016 - 09:50Comenta

Aula de bachillerato

En un mundo cada vez más mediatizado por las corrientes utilitaristas y neoliberales, que pone las enseñanzas prácticas y los beneficios materiales inmediatos como principales objetivos de todo proceso de aprendizaje, la situación de asignaturas humanísticas, como el Latín o el Griego es de peligro constante de desaparición. Hasta el presente curso, los esfuerzos de las asociaciones de amantes y defensores del Mundo Clásico, con la Sociedad Española de Estudios Clásicos al frente, habían conseguido que tanto el Latín como el Griego, por su especial importancia en nuestra tradición cultural, quedaran de algún modo blindadas y pudieran ofertarse siempre que hubiera un mínimo de cinco alumnos interesados en ellas. Esta situación de protección parece haber llegado a su fin.

En unas instrucciones difundidas por la Viceconsejería de Educación de la Comunidad de Madrid entre los centros de secundarias, los responsables de este área afirman que no se podrán abrir grupos de ninguna asignatura que no tenga un mínimo de quince alumnos en ellas. Las consecuencias de esta medida pueden ser catastróficas para los estudios de Clásicas en la Comunidad. Tal y como ha anunciado la Sociedad Española de Estudios Clásicos en su página web, esta medida pondría en peligro la continuidad de la enseñanza del Latín y, ante todo, el Griego, en numerosos centros, especialmente en aquellos de tamaño pequeño y mediano con pocos alumnos de media por curso. Poner el límite mínimo de apertura de una asignatura en quince alumnos conllevaría que las asignaturas de Griego I y Griego II podrían desaparecer del plan de estudios de muchos institutos ante la imposibilidad de alcanzar este cupo. El problema va más allá: aquellos alumnos que hayan cursado en Primero de Bachillerato Latín I o Griego I en grupos de menos de quince alumnos podrían encontrarse ante la tesitura de tener que abandonar las asignaturas al pasar al siguiente curso o tener que desplazarse de centro de forma forzosa para continuar con ellos. Además, aquellos institutos que no fueran capaces de lograr quince alumnos para estas asignaturas se verían obligados a cerrar todo el itinerario de Humanidades, con el consiguiente perjuicio para docentes y alumnos de toda la región.

La Sociedad Española de Estudios Clásicos en su sección de Madrid ha solicitado una reunión urgente con los responsables de Educación de la región para encontrar una salida a esta situación catastrófica. Mientras tanto, se ha animado a todos los docentes, profesionales o simplemente amantes del Mundo Clásico a dirigir una carta a las autoridades pertinentes de la Comunidad para que pongan fin a esta disparatada decisión que sólo puede tener como consecuencia la desaparición del Latín y el Griego en los planes de estudios de secundaria. La Sociedad Española de Estudios Clásicos ha puesto a disposición de los interesados un modelo de carta de protesta para que todos los interesados puedan hacer uso de ella.

Comentarios