Los arqueólogos se plantan ante la precariedad

Promedio: 5 (1 voto)
Luis Manuel López | Noticia | 16/11/2018 - 13:32Comenta

Arqueólogos durante una excavación

Vista desde fuera, la arqueología parece una profesión de ensueño. Hombres y mujeres que dedican su vida a la búsqueda y el análisis de los restos dejados por fascinantes civilizaciones antiguas. Un trabajo al aire libre, combinado con conferencias, congresos y exposiciones. Una visión de la arqueología ésta que está muy presente en algunas sagas cinematográficas y que sin sin duda ha estado en la base de la motivación de muchos jóvenes para lanzarse a hacer unos estudios tan apasionantes como gratificantes a nivel personal. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce. Y en ocasiones, es muy poco lo que reluce.

La realidad del día a día de los arqueólogos es que tienen que luchar contra una precariedad constante que no ha hecho más que incrementarse con el estallido de la crisis. La escasez de financiación privada hace que casi todos los profesionales de este ramo dependan de unos fondos públicos que en demasiadas ocasiones llegan tarde y no en cantidades suficientes. Una vida la del arqueólogo llena de sacrificios personales, de proyectos personales que tienen que adaptarse a unas condiciones laborales difíciles e inestables, que lastran su desarrollo profesional que lleva a que muchos acaben por abandonar la profesión.

Para denunciar esta insostenible situación, el Colegio Oficial de Doctores y Licenciados en Filosofía y Letras de Cádiz ha convocado el I Encuentro Estatal de Arqueología Profesional, que reunirá a numerosos arqueólogos de diversas especialidades entre los días 16 y 18 de noviembre. La decana del Colegio, Virginia Pinto, ha puesto de relieve la absoluta necesidad de realizar este congreso para poner en común las complicadas situaciones en las que se encuentran los profesionales de la arqueología en España, muchos de los cuales llevan varias décadas escuchando promesas de las administraciones públicas sin haber constatado que éstas se plasmen en acciones reales. Uno de los principales problemas es la dependencia de políticos que en la mayoría de las ocasiones no saben absolutamente del campo de la arqueología, y que sin embargo tienen que tomar decisiones de las que depende no sólo el desarrollo de una campaña de excavaciones, sino ante todo el sustento de decenas de familias. El caso de Cádiz, que es el que Virginia pinto conoce de forma más directa, es especialmente dramático, a pesar de que esta provincia es una de las que cuenta con un patrimonio arqueológico más rico de todo el país.

Uno de los objetivos que se han marcado con este encuentro es la creación de una Plataforma Estatal de Profesionales de la Arqueología que sirva de interlocutor preferente con los diferentes estratos de la administración y desde la que plantear todas sus reivindicaciones. Por otro lado, se busca que el gran público sea consciente de las dificultades por las que pasan los arqueólogos en el desarrollo de su profesión y cómo éstas dificultan la labor de conservación adecuada de un patrimonio que es de todos.

Fuente: Diario de Cádiz

Comentarios