Los romanos y el vino “autoenvenenado”

Promedio: 5 (1 voto)
Nico | Noticia | 31/03/2015 - 12:45Comenta

MosaicoDurante toda la historia los gobernantes, monarcas, emperadores y poderosos en general se han cuidado de que su comida o bebida estuviera en buenas condiciones. Encontramos muchos casos de nobles yaciendo sin vida después de un atracón o una copa de vino. Es por ello que tenían a su disposición esclavos que probaban sus manjares antes de consumirlos con el fin de asegurar que sus alimentos no estuvieran contaminados. Pero ¿y si eran ellos mismos los que se envenenaban día a día sin darse cuenta? Y es que el vino en Roma tenía una alta concentración de acetato de plomo, potente fungicida que en pequeñas dosis diarias acaba siendo mortal. Todos conocemos el gusto de los romanos por el fruto de Baco. En los yacimientos arqueológicos encontramos infinidad de vasijas para el almacenamiento de vino. Plinio el viejo nos habló de 180 variedades en Roma, en la actualidad se estima que se consumía entre 1 y 5 litros por persona y día. No es de extrañar si consideramos que lo primero que pedía un romano cuando tenía sed era una copa de vino y no un vaso de agua. La ingesta de vino puro sin rebajar era algo extraño, se solía mezclar con agua o, en muchos casos, con miel (muslum).

¿De dónde procedía el acetato de plomo? Del “azúcar de plomo”. Las fuentes antiguas nos hablan de las distintas maneras de cocinar vino. Dependiendo del grado de hervor el caldo se llamaba sapa, defrutum, heprena o siracum. Para que la cocción y por tanto la calidad del vino fuera exquisita se debía hervir en una olla de plomo o recubierta de esta metal, pues en las de cobre cogía mal sabor. Y es en este paso donde los romanos comenzaban a autoenvenenarse. El vino cocinado en estas ollas adquiría un sabor más dulce debido al “azúcar de plomo”, que no es otra cosa que el acetato. Los expertos cocineros romanos consiguieron elaborar la forma cristalina de este azúcar para utilizarlo como edulcorante artificial.

¿Cómo de perjudicial es el acetato de plomo? Dependiendo de la cantidad diaria puede ser mortal. Un litro de caldo cocinado en ollas de plomo concentra una cantidad de este metal pesado que varía entre 250 y 1.000 miligramos por litro. Las clases altas romanas tomaban unos 250 mg/día, la Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja no tomar más de 40 mg/día para evitar la intoxicación, por tanto consumían seis veces más de lo recomendado actualmente por la OMS.

¿Qué efectos tiene la ingesta de acetato de plomo? Una gran cantidad de plomo en el cuerpo conlleva la muerte, pero hay otros síntomas y enfermedades antes de tan infeliz final. El plomo es un metal pesado que entre otras cosas produce deterioro mental, fallos renales y más comúnmente gota. Marcial, Juvenal u Ovidio hacen mención de esta enfermedad que se daba sobre todo en las clases altas y que en ocasiones es tratada como una epidemia. Se dice del emperador Galba que por la malformación de sus pies debido a la gota no podía soportar un zapato por mucho tiempo.

¿Qué hay de cierto en todo esto? Actualmente es bien conocida la toxicidad del plomo, por tanto no hay duda de que los romanos se autoenvenenaban al hervir vino en ollas hechas o recubiertas con este metal. Es lógico pensar que algún gran amigo de Baco acabó enfermando e incluso suicidándose por la cantidad de vino (y por tanto de acetato de plomo) ingerido. Hasta no hace muchos años ha habido episodios de intoxicaciones por plomo de albañiles, fontaneros o pintores. Lo que está totalmente fuera de lugar es la hipótesis del científico canadiense Jerome Nriagu quien en los años ochenta, tras studiar los hábitos y costumbres de las dinastías Julio-Claudia y Flavia, atribuyó la caída del Imperio Romano a la toxicidad por plomo de la comida y en especial del vino.

Banquete romano

Fuente: Revista CRECES y Bodegas Vivanco
Imagen: Laromapedia.com y Libro de recetas.

Más información

  • Artículo muy recomendable sobre los tipos de vino romano y el saturnismo (intoxicación por plomo) euskonews.
  • Sobre el azúcar de plomo y el envenenamiento en Roma por acetato de plomo Marisol Collazos.
  • Breve información sobre el acetato de plomo Wikipedia.
  • Comentarios