Lucha política por el mosaico de Noheda

Promedio: 5 (1 voto)

Detalle del mosaico romano de Noheda

La villa romana de Noheda es un yacimiento arqueológico que se encuentra en la pequeña localidad conquense de este mismo nombre. El conjunto está formado por los restos de una antigua explotación agropecuaria de época tardorromana que destaca ante todo por la suntuosidad de la casa principal, cuyos suelos estaban decorados con ricos mosaicos que se han conservado en un excelente estado hasta nuestros días. Aunque fue descubierta durante unos trabajos agrarios en la zona en los años ochenta, la villa romana de Noheda no ha sido excavada de forma adecuada y sistemática hasta el año 2005, fecha en la que se inicia la primera campaña de estudio del yacimiento. Desde entonces, y habida cuenta de la riqueza de los mosaicos que contiene, las diversas administraciones se han puesto como objetivo proteger el monumento y hacerlo visitable para los turistas.

Sin embargo, a comienzos de 2016 estos mosaicos continúan ocultos a la vista del público. El motivo no es otro que el enfrentamiento entre las distintas administraciones por ver quién es responsable de financiar su conservación y hacerse responsable de su cuidado. Los responsables de la Diputación provincial de Cuenca afirman haber hecho todo lo que estaba en su mano, habiendo concluido las obras del edificio que cubrirá y protegerá los mosaicos de las inclemencias del tiempo, y acusa a la Junta de Castilla La Mancha de estar bloqueando la apertura del yacimiento al público. Según afirman desde la Diputación, están aguardando a que la Junta les de permiso para iniciar un curso de restauración que permita recuperar parte del yacimiento, algo que la Junta niega de forma categórica. El gobierno regional, a su vez, responsabiliza a la Diputación de Cuenca de no haber cumplido con los trámites mínimos para poder abrir la villa de Noheda al público.
¿En quién recae la responsabilidad? Al margen de quién sea el culpable de este retraso, lo cierto es que en el caso de los mosaicos de Noheda estamos ante un enfrentamiento más entre dos administraciones controladas por dos partidos políticos de distinto signo que utilizan la cultura como parte de su campaña de desprestigio del rival. Mientras esto sucede, los mosaicos languidecen sin que los amantes de la Cultura Clásica puedan disfrutar de su contemplación.

Fuente: El Digital

Comentarios