Nuevas imágenes del sarcófago romano de Córdoba

Promedio: 5 (1 voto)

Sarcófago romano hallado en Córdoba

El yacimiento arqueológico de los Jardines de la Agricultura, en el centro de Córdoba, continúa ofreciendo nuevos hallazgos a medida que avanzan los trabajos de prospección para construir en el solar la nueva biblioteca pública de la ciudad andaluza. Este verano, tal y como informamos hace unas semanas en Portal Clásico, los arqueólogos encontraron un gran sarcófago de época romana, construido en su totalidad con plomo. Finalmente, meses después del hallazgo, podemos ofrecer las primeras imágenes del sarcófago de plomo, decorado con motivos florales y en considerable buen estado de conservación.

El sarcófago está lleno de tierra que aún no ha sido retirada, por lo que no se ha hecho público el posible contenido del mismo más allá de la presencia de un cráneo humano. Estamos sin duda ante la tumba de un personaje importante, habida cuenta del elevado precio que estos sarcófagos decorados podían alcanzar en la Antigüedad. La elección del plomo como material de enterramiento se debe a la asociación que este metal tenía con el Inframundo y los dioses infernales, una asociación que encontramos en todo el Mediterráneo en diversas épocas.

La necrópolis romana de los Jardines de la Agricultura ha ofrecido hasta el momento más de una treintena de tumbas consistentes en esqueletos con ajuares funerarios modestos. Todos los enterramientos han sido datados en época del Bajo Imperio. Este sarcófago de plomo, el único hallado en el recinto, puede ser, sin embargo, anterior al resto. Los arqueólogos creen que esta pieza pudo haber sido enterrada incluso en el siglo I d.C., aunque hasta que no se conozca el contenido del interior no se podrá dar una fecha más segura y precisa. El principal problema con el que se han encontrado los especialistas al excavar en los Jardines de la Agricultura es la gran cantidad de niveles y estratos, cada uno con sus propios materiales de distintas épocas, presentes en el yacimiento, lo que dificulta enormemente la datación de los objetos hallados.

Sarcófago romano hallado en Córdoba

Fuente: National Geographic

Comentarios