¿Quieres casarte en el teatro romano de Mérida?

Promedio: 5 (1 voto)
Luis Manuel López | Noticia | 8/08/2016 - 11:26Comenta

Boda en el teatro romano de Mérida

Para muchos, darse el "sí quiero" rodeados de un monumento que ha visto pasar dos milenios de historia frente a sus piedras es el complemento perfecto para el día más feliz de sus vidas. ¿Qué mejor marco para contraer matrimonio que un teatro o un anfiteatro romanos? Cierto que el uso original de estos edificios jamás fue el de albergar este tipo de ceremonias. Un romano se habría horrorizado, o carcajeado de tener buen humor, ante la idea de la celebración de un matrimonio en un lugar de sangre y muerte como el anfiteatro, o de risas y costumbres licenciosas como era el teatro. Sin embargo, los tiempos cambian y hoy podemos emplear estos espacios para realizar este tipo de ceremonias.

Casarse en el teatro romano de Mérida es una posibilidad ofrecida por el Consorcio de la Ciudad Monumental desde hace muchos años, aunque es cierto que no han sido muchos los emeritenses que han optado por escoger este lugar para celebrar sus esponsales. En los últimos seis años, sólo se han celebrado veintisiete ceremonias, ya que el teatro romano es uno de los lugares más caros para casarse de toda Extremadura. Según las tarifas recientemente actualizadas, casarse en el teatro romano de Mérida puede costar en torno a los setecientos euros, dependiendo del número de invitados. En concreto, deben pagarse tres euros por invitado, con un aforo máximo de trescientas personas. Durante la ceremonia, los invitados sólo tienen acceso a una parte del recinto, mientras el resto permanece cerrado. Éstas se celebran siempre fuera del horario habitual de visitas, para no interferir en el desarrollo habitual de las actividades del yacimiento y los monumentos.

Las bodas son sólo una de las muchas actividades para las que puede alquilarse el recinto del teatro romano. El Consorcio de la Ciudad Monumental, la institución responsable de velar por el correcto uso de los yacimientos arqueológicos y monumentos, contempla la cesión temporal de los espacios de la ciudad para eventos culturales, políticos o de cualquier tipo, incluyendo la posibilidad de contratar un servicio de catering. Otros lugares, como el anfiteatro, resultan considerablemente más baratos debido probablemente a la menor demanda.

Este tipo de cesiones temporales supervisadas es uno de los mecanismos que los yacimientos arqueológicos de todo el mundo han encontrado para rentabilizar su existencia y lograr financiación para la conservación y la excavación de los mismos. Aunque para muchos es una práctica polémica, instituciones como el Consorcio de la Ciudad Monumental de Mérida velan para que estas cesiones siempre sean respetuosas con el monumento y no dañen los elementos conservados en él.

Fuente: El Periódico

Comentarios