Reconstruyen el rostro de una mujer egipcia de época helenística

Promedio: 5 (1 voto)
Luis Manuel López | Noticia | 8/09/2016 - 10:54Comenta

Rostro de una mujer egipcia reconstruido por ordenador

Aunque gracias a los bustos, los relieves y las monedas, conocemos el rostro de una gran parte de los protagonistas de la Historia de la Antigüedad, la mayor parte de la población que vivió en aquella época permanece anónima para nosotros. ¿Cómo eran físicamente aquellos romanos que acudían cada día al Foro a hacer negocios¿ ¿Y los atenienses que debatían en el Ágora? Por desgracia, no lo sabemos. En el caso de Egipto, sin embargo, gracias al especial tratamiento de los cadáveres heredado de época faraónica y conservado hasta época muy tardía, hemos podido echar un vistazo al rostro de algunos de esos hombres y mujeres.

La última experiencia en este sentido ha tenido lugar gracias a un hallazgo en la Universidad de Melbourne, en Australia. Entre las colecciones de esta institución se incluye una cabeza momificada de una mujer de finales de la época helenística o comienzos del dominio romano en Egipto. El descubridor decidió ponerse en contacto con el profesor Varsha Pilbrow, del departamento de antropología y física, y éste se puso manos a la obra para, haciendo uso de las nuevas tecnologías, tratar de reconstruir el rostro de aquella mujer. La cabeza se encontraba en muy buen estado de conservación, cubierta por una gran cantidad de vendajes que habían preservado los restos del deterioro, por lo que el profesor Pilbrow pudo introducir una gran cantidad de medidas y parámetros en su programa de reconstrucción informática. Lo primero que hicieron fue una reconstrucción de la calavera en tres dimensiones, y a partir de este modelo añadieron la musculatura y la piel. Por fin, tras un largo proceso, surgió el rostro de la mujer a la que llamaron Meritamun, una joven de alrededor de veinticinco años que falleció por causas desconocidas.

Como señaló el profesor Pilbrow, lo más destacable de este proceso no es tanto el haber podido reconstruir el rostro de la joven como el haberlo conseguido sin dañar ni alterar en absoluto los restos momificados. Todo un logro que puede revolucionar la forma en la que se trabaja con los restos conservados en museos y yacimientos. En el proceso se descubrió además que la parte superior del cráneo de la joven es extremadamente delgado, un síntoma de que el individuo pudo haber sufrido algún tipo de anemia. También se han detectado notables desperfectos en la dentadura, posiblemente por falta de higiene y una mala alimentación.

Puedes ver un video de cómo ha sido el proceso de reconstrucción pinchando en este enlace.

Fuente: Live Sciencie

Comentarios