Refugiadas sirias en el Líbano interpretan una Antígona muy personal

Sin votos (todavía)

Escena de Antígona de SiriaUna de las características de los clásicos es que pueden ser leídos e interpretados en cualquier época y lugar. Los clásicos siempre tienen un mensaje para las nuevas generaciones, pues hablan de temas universales, de la esencia humana más profunda. Esta es una de las claves por las cuales la tragedia griega antigua ha sido representada de forma casi ininterrumpida a lo largo de los siglos. Las historias de Edipo, de los héroes troyanos, de Orestes, de Herácles o de Medea pueden actualizarse a todas las épocas.

Una muestra de ello es la versión de Antígona que se ha estrenado recientemente en Beirut, capital del Líbano, de la mano de un grupo de refugiadas huidas de la guerra y las masacres en Siria. Antígona representa el drama de la mujer atrapada entre el deber familiar y la obediencia a las leyes de la patria, el conflicto entre el derecho natural y el derecho positivo. Pero Antígona, como todos los personajes femeninos de la tragedia ática, es mucho más que eso. Antígona es una de las “mujeres fuertes”, así llamadas por algún historiador, que florecen en el teatro clásico, una de las personalidades femeninas que no se someten a los hombres, sino que se convierten en fuerzas torrenciales que acaban arrastrando en su caída a todos sus enemigos. Antígona representa la victoria de la mujer oprimida frente al hombre opresor, frente a la patria opresora, y éste es el mensaje que las mujeres sirias han querido transmitir en su adaptación.

Antígona ha sido recuperada por este grupo de mujeres refugiadas de la guerra en Siria, mujeres que, hastiadas de una vida de silencio en sus casas, han querido poner sobre las tablas sus experiencias vitales, tan semejantes en esencia a las que vivieron las grandes heroinas griegas de la mitología. En este montaje, la historia de Antígona sirve de excusa para que estas mujeres, con edades que van desde los veinte años hasta superados los cincuenta, cuenten su propia historia de sufrimiento y dolor en un contexto de guerra constante. El estreno de esta “Antígona de Siria”, dirigida por Omar Abu Saada, en el teatro Medina de Beirut, se saldó con enorme éxito. Una gran parte de la población del Líbano conoce muy bien el drama que narran las mujeres sirias en el escenario, por lo que las lágrimas y las emociones a duras penas contenidas se dejaron ver entre el público casi desde el momento en el que se alzó el telón.

Desués de dos milenios y medio de la muerte de Sófocles, sus versos siguen sirviendo de vehículo para denunciar la injusticia, el drama del oprimido por la crueldad del poderoso.

Fuente: Yahoo Noticias

Comentarios