¿Sacrificios humanos en la Antigua Grecia?

Promedio: 5 (1 voto)
Luis Manuel López | Noticia | 15/08/2016 - 10:24Comenta

Restos de un adolescente hallados en el monte Liceo

La cuestión de los sacrificios humanos rituales en las sociedades del Mediterráneo antiguo ha sido objeto de debate durante siglos. Para muchos historiadores, pensar que las civilizaciones griega y romana, cuna de la moderna Europa y espejo en el que contemplamos todas nuestras virtudes, realizaran sacrificios humanos es algo inconcebible. Sin embargo, existen indicios de que al menos en época muy arcaica y de forma puntual en época histórica, tanto romanos como griegos podrían haber practicado sacrificios humanos para aplacar a los dioses del mismo modo que lo hicieron otras sociedades. Roma, por ejemplo, recurrió a estos sacrificios en momentos de especial dificultad, como la Segunda Guerra Púnica, tal y como quedó reflejado en los historiadores de época de Augusto. Por otro lado, las luchas de gladiadores fueron, según muchos especialistas, una evolución de sacrificios humanos adaptados al espectáculo de masas.

En el caso griego hay que llevar más atrás en el tiempo estas prácticas, pero también se pueden documentar. En las últimas semanas, un grupo de arqueólogos ha encontrado en el santuario de Zeus del monte Liceo, en la Arcadia, pruebas de que esta región pudo haber practicado sacrificios humanos en torno al año 1000 a.C., es decir, en plena Época Oscura. Los autores antiguos recogieron en sus obras las leyendas de que en este rincón de la Arcadia, que se mantuvo ajeno al fenómeno del urbanismo durante siglos, se realizaron sacrificios humanos hasta época muy tardía, pero hasta ahora no se había podido documentar en el registro arqueológico. El hallazgo ha consistido en el esqueleto de un adolescente junto a lo que parece un altar de cenizas y sobre una plataforma de piedra. Dado que estamos ante un contexto sacrificial en el que difícilmente se habría enterrado a nadie, hay pocas dudas de que este joven fue asesinado de forma ritual en honor a Zeus. Los autores antiguos hablan de cómo cada año era sacrificado un joven en este templo junto a diversos animales. Después de la muerte ritual, la carne de todas las víctimas era ingerida por los participantes en el culto, incluyendo, por supuesto, la carne humana. De hecho, el que ingería la carne humana se convertía en lobo durante nueve años, fenómeno que daba nombre al monte Liceo, relacionado con el término "lobo" en griego. En consecuencia, no estaríamos hablando solo de sacrificios humanos, sino de antropofagia ritual.

¿Hasta qué punto fueron frecuentes estos sacrificios? Muchos historiadores y arqueólogos afirman que, al igual que ocurría en Roma, lo sacrificios humanos en Grecia sólo se dieron de forma puntual y muy esporádica. El altar de cenizas del monte Liceo, sin embargo, sólo ha sido excavado en algo menos de una décima parte, por lo que futuras campañas podrían arrojar más luz acerca de este interesante y macabro tema.

Fuente: Ekathimerini

Comentarios