Seis puertos romanos en el Mar Menor

Sin votos (todavía)

Vista aerea del Mar Menor

Las aguas frente al Mar Menor fueron en la Antigüedad un área de tráfico marítimo constante de barcos de diversos orígenes: romanos, fenicios, cartagineses y griegos navegaron por ellas cargados de mercancías de todo tipo, especialmente el preciado garum que se elaboraba en las factorías del sur de la Península y los metales por los que ésta era célebre en todo el Mediterráneo. Tan intenso era este tráfico que el arqueólogo de la Universidad de Murcia García del Toro afirma que en las costas del Mar Menor llegaron a existir hasta seis puertos romanos dotados de espigones e instalaciones para que barcos de diverso tamaño pudieran faenar y recalar en ellos. Tras varios años de estudio en la región, este arqueólogo dice haber encontrado restos de estas estructuras portuarias en zonas como Las Amoladeras, El Vivero, El Castillico, Loma de El Escorial, Finca de Lo Poyo y El Carmolí, cada una de ellos de diferentes tamaños y funciones.

En la Antigüedad, el cordón litoral que constituye hoy La Manga y que es el responsable de la formación del Mar Menor, no estaba aún cerrado, existiendo una abertura de aproximadamente cinco kilómetros suficientemente grande para que los barcos pudieran entrar y salir sin problemas, pero que al mismo tiempo servía de barrera contra las corrientes, haciendo de las aguas interiores una zona tranquila donde los barcos podían refugiarse.

García del Toro ha hecho un llamamiento para que las autoridades se aseguren de que cualquier alteración del suelo en las zonas donde se ha documentando la existencia de puertos sea realizada bajo la supervisión directa de arqueólogos profesionales para evitar su destrucción, algo que ya ha ocurrido según él en algunos puntos del Mar Menor.

Fuente: La Crónica del Pajarito

Comentarios