Sangre de Baco

Un dolmen de Vigo víctima del vandalismo

Sin votos (todavía)
Luis Manuel López | Noticia | 9/11/2016 - 10:21Comenta

Dolmen de Casa dos Mouros

Uno de los dólmenes más importantes de Galicia ha sufrido un ataque vandálico por parte de un grupo aún no localizado por la policía. El dolmen conocido como Casa dos Mouros, en la localidad gallega de Candeán, ha amanecido con una pintada de spray en una de sus piedras principales. En concreto, el vándalo ha pintado un símbolo relacionado con el libro "Harry Potter y las reliquias de la muerte", la novela de J.K. Rowling que cierra la saga de Harry Potter y que ha vendido millones de ejemplares en todo el mundo. El símbolo representa las tres reliquias de la muerte (la vara de sauco, la capa de invisibilidad y la piedra filosofal), y ha sido pintado con spray sobre la palabra "always" y lo que parece ser un corazón dibujado con las formas esquemáticas de las teclas de un teclado. El dolmen Casa dos Mouros se encuentra en una finca privada propiedad del Concello de Vigo en la que existen otros monumentos megalíticos como túmulos que en el pasado han sufrido ataques de vándalos y expolios diversos.

El dolmen de Casa dos Mouros tiene la consideración de Bien de Interés Cultural, por lo que el vándalo puede enfrentarse a una fuerte multa e incluso a pena de prisión si es condenado por un juez. Los dólmenes forman parte de una cultura que se extendió por toda Europa y que se asocia a las primeras manifestaciones del neolítico y la aparición de la agricultura en Occidente. Aunque en su mayoría se han conservado de forma muy deficiente, algunos de estos dólmenes conservan las tumbas para las que fueron construidos. Las piedras de Casa dos Mouros pesan varias toneladas, y la estructura que forman mide más de dos metros, constituyendo el monumento megalítico más grande de la zona.

Por el momento, las autoridades no se han pronunciado acerca de los daños causados al monumento por la pintada del vándalo, aunque es probable que no sean muy profundos y puedan ser limpiados con facilidad.

Fuente: La Voz de Galicia

Comentarios