Un mosaico en los confines del Imperio Romano

Promedio: 5 (1 voto)

Mosaico encontrado en el yacimiento de Apsarus

La localidad de Apsarus, situada junto al Mar Negro, en la actual Georgia, fue uno de los enclaves más orientales ocupado por las armas romanas de forma estable desde al menos el siglo I a.C. Dado que este yacimiento es uno de los escasos ejemplos de presencia romana en esta región al sur del Cáucaso, ha sido estudiado con intensidad por diversos especialistas, siendo en la actualidad un equipo de arqueólogos de la Universidad de Varsovia los responsables de las excavaciones. Recientemente, el equipo dirigido por el profesor Radoslaw Karasiewicz-Szczypiorski ha comenzado a trabajar en un recinto que se cree que estaba ocupado por unas grandes instalaciones termales construidas para los soldados destinados en esta frontera del Imperio. Los excavadores, que esperaban encontrarse con estructuras toscas y poco lujosas propias de un enclave militar fronterizo, se llevaron una sorpresa al descubrir que las instalaciones de baños en Apsarus distaban mucho de los estereotipos que tenían en mente. A día de hoy, han conseguido desenterrar un número significativo de mosaicos de bastante calidad, bajo los cuales estaba instalado el sistema de calefacción propio de las mansiones romanas. Los especialistas han datado este edificio de baños en los años del reinado de Vespasiano o Tito, es decir, muy poco tiempo después de que las tropas romanas se establecieran de forma definitiva en estas tierras. No hay duda de que los descubrimientos del equipo liderado por el profesor Karasiewicz-Szczypiorski aportarán una gran cantidad de datos acerca de la romanización del extremo oriental del Imperio, así como de las formas de vida y ocio de los soldados romanos destinados en estas tierras.

Fuente: Archaeology

Comentarios