Sangre de Baco

Una nueva tumba micénica en Grecia central

Sin votos (todavía)

Tumba micénica de AnfisaLas pasadas semanas, durante las obras para acondicionar el regadío de una parcela cerca de Anfisa, en la Grecia central, los responsables de preparara el terreno encontraron unas estructuras de piedra que les obligaron a detener de inmediato los trabajos. Alarmadosante el tamaño de los sillares de piedra desenterrados, decidieron avisar a un equipo de arqueólogos para que realizaran las excavaciones pertinentes. Cuando los especialistas comenzaron su labor de investigación descubrieron que estaban ante un hallazgo totalmente sorprendente. Una enorme tumba de época micénica en un área de la Hélade en la que la presencia de esta cultura de la Edad de Bronce apenas había sido atestiguada. Las tumbas micenicas, en efecto, son bastante habituales en la región del Peloponeso, pero desde luego no en la Lócrida Occidental. De hecho, en toda Grecia central han sido muy pocos los enterramientos de la Edad del Bronce que se han documentado hasta el momento, lo cual añade aún más valor a este hallazgo.

Según las primeras investigaciones, la tumba de Anfisa pudo haber sido utilizada durante cerca de dos siglos, desde el XIII hasta el XI a.C., momento en el cual suele datarse el colapso y desaparición de la cultura micénica en toda la Helade por causas aún no determinadas por los historiadores. En el interior de la estructura se han encontrado una gran cantidad de restos humanos asociados a todo tipo de ajuar funerario, desde vasijas de cerámica pintadas a cuencos de bronce, anillos, piedras preciosas y joyas. Los arqueólogos continúan trabajando en el yacimiento con la esperanza de que esta tumba pueda ofrecer nuevos datos acerca de la presencia micénica en esta zona. No debemos olvidar que, atendiendo a los poemas homéricos, la Lócrida era la patria de Áyax, hijo de Oileo, tambien conocido como Áyax el menor. Aunque los poemas homéricos son una fuente controvertida para reconstruir la época micénica, pues se escribieron varios siglos después del colapso de esta cultura, el hecho de que la tradición literaria sitúe en este punto uno de los grandes reinos aqueos, sumado al hallazgo de esta gran tumba podría llevarnos a sospechar que tal vez la presencia micénica en Grecia central fue más intensa de lo que habíamos pensado hasta el momento.

Fuente: Greek Reporter

Comentarios