Uno de los lingotes del pecio de Bou Ferrer se expondrá en el MAN

Sin votos (todavía)

Uno de los lingotes del pecio de Bou Ferrer

El pecio de Bou Ferrer es uno de los barcos hundidos en época romana mejor conservados de todo el Mediterráneo. Este barco, que naufragó a mediados del siglo I d.C. frente a las costas de Villajoyosa, provincia de Alicante, transportaba un cargamento de dos mil quinientas ánforas con salsas y conservas de pescado, además de una colección de lingotes de plomo que, según afirman los investigadores, estaban destinados al mismo emperador, sin que se haya precisado aún si se trataba de Calígula, Claudio o Nerón. El Bou Ferrer se ha convertido, por sus buenas condiciones de conservación y la escasa profundidad a la que se encuentra, en un modelo de de excavación arqueológica subacuática que ha ofrecido una gran información acerca del comercio y la navegación por el Mediterráneo en época altoimperial.

A sabiendas de la importancia que el pecio de Bou Ferrer tienen en la investigación actual, el Museo Arqueológico Nacional ha solicitado a las autoridades de Villajoyosa la cesión temporal de uno de los lingotes de plomo hallados en el pecio, con el objetivo de exponer la pieza en Madrid junto con otras semejantes durante un periodo de tres años. Tanto la Generalitat de Valencia como el ayuntamiento de Villajoyosa tienen que dar su visto bueno a la cesión, aunque, dados los términos del acuerdo, no se contempla que puedan surgir problemas en el proceso. A cambio de la cesión, el Museo Arqueológico Nacional se compromete a restaurar el lingote antes de exponerlo, así como a no realizar ninguna intervención sobre la pieza sin el consentimiento previo de los responsables del pecio de Bou Ferrer. Si todo sale según está previsto, el lingote podrá verse en el museo de la capital desde mediados de 2016, donde estará hasta al menos el año 2019, pudiendo prolongarse este plazo si el Ministerio de Cultura y el ayuntamiento de Villajoyosa lo consideran oportuno.

Comentarios