Sangre de Baco

Varias Comunidades Autónomas salen en defensa de la Filosofía

Sin votos (todavía)
Luis Manuel López | Noticia | 12/07/2016 - 15:08Comenta

Aula de Instituto de Secundaria

El golpe de muerte que la LOMCE, la ley educativa aprobada por el PP gracias a su mayoría absoluta y con la oposición del resto de partidos, ha dado a la asignatura de Filosofía puede quedar mitigado por la legislación de algunas Comunidades Autónomas. Según estipula la nueva ley estatal, la Filosofía de Segundo de Bachillerato, la asignatura denominada Historia de la Filosofía, pasa a convertirse en una optativa, de forma que sólo aquellos estudiantes interesados en la temática tendrán que cursarla. Si a esto le añadimos los diversos decretos que, como ocurre en la Comunidad de Madrid, estipulan que sólo se impartirán aquellas asignaturas que lleguen a un mínimo variable de alumnos, la Filosofía podría desaparecer con carácter inmediato de numerosos centros de secundaria. Aunque numerosas asociaciones culturales y de docentes han dado la voz de alarma acerca de la gravedad de que varias generaciones de estudiantes puedan llegar a la vida universitaria sin haber tenido una aproximación a la historia del pensamiento, el gobierno del Partido Popular no ha modificado la LOMCE, que ya ha comenzado a aplicarse este curso.

Por suerte, algunas Comunidades Autónomas están utilizando el margen de maniobra que la ley les deja para evitar que la Filosofía resulte desterrada de los planes de estudio. Extremadura, Andalucía, Cataluña y Asturias han legislado para que esta asignatura siga siendo obligatoria y todos los estudiantes tengan que cursarla y aprobara para lograr su titulación. Aunque la de estas regiones es la situación ideal, otras Comunidades han optado por ,edidas menos contundentes. En Cantabria, la Historia de la Filosofía será obligatoria en todas las modalidades de Bachillerato con excepción de la rama de Artes, donde se mantiene como optativa. Aragón, Murcia y La Rioja, estas dos últimas gobernadas por el PP, han mantenido la asignatura como obligatoria de Ciencias Sociales y Humanidades, pero continuará siendo optativa para los estudiantes de ciencias. El resto de Comunidades han mantenido intacto el espíritu de la ley de relegar la Filosofía a un segundo plano respecto a otras materias que ganan peso.

Sin entrar en el vacío de conocimientos y de formación personal que supone la ausencia de una Historia de la Filosofía en un plan de estudios de secundaria, esta situación puede suponer un problema para los alumnos que tengan que enfrentarse a la revalida, otra de las novedades que presenta la LOMCE. La reválida, que aún está por definir en su forma definitiva, contempla que los alumnos se examinen de las materias cursadas en los dos años de bachillerato, de forma que si un alumno ha estudiado Filosofía en Primero de Bachillerato, donde es obligatoria, en la reválida tendrá que examinarse de esta materia aunque lleve un año completo sin estudiarla. Esta situación demuestra para muchas la chapuza indefendible que es la LOMCE, una ley que sólo puede defenderse desde una marcada ideología neoliberal y que no ha gustado a ningún colectivo relacionado con la enseñanza.

Fuente: El Mundo

Comentarios