Sangre de Baco

El Ara Pacis revive en Tarragona

Sin votos (todavía)

El Ara Pacis levantado en TarragonaEl festival Tarraco Viva que tendrá lugar entre los días 5 y 25 de mayo tendrá como figura central de todos sus actos al emperador Augusto, de cuya muerte se conmemoran los dos mil años. Augusto es uno de los personajes más importantes, si no el más importante, en la historia de la configuración del espacio europeo actual, al ser él quien racionalizó las estructuras imperiales y quien enterró las estructuras de la Roma republicana para dar paso a un Imperio plural bajo el dominio latino. Aunque la ciudad de Tarraco se fundó muchos siglos antes del nacimiento de Augusto, fue una ciudad que estuvo muy ligada a la figura del princeps, pues fue desde aquí desde donde, durante dos años, éste dirigió las últimas campañas de pacificación en Hispania y desde donde rigió los destinos del Imperio. Pocas ciudades, por tanto, en España tienen tanta legitimidad como Tarragona para reivindicar la herencia de Augusto en su patrimonio. Por este motivo, el festival Tarraco Viva ha organizado una gran cantidad de actos y exposiciones que ayudarán a difundir y popularizar la cultura y la historia de la época de Augusto.
Uno de los platos fuertes del programa de Tarraco Viva es la reconstrucción del Ara Pacis, el fastuoso monumento erigido en Roma en honor de la paz que Augusto había conseguido imponer en el Imperio después de varios siglos de guerras civiles y exteriores. Las puertas del templo de Jano fueron cerradas, y el Ara Pacis se levantó para que las generaciones posteriores recordaran la importancia de la paz para el florecimiento de la cultura y la economía. Este enorme altar cuenta con un complejo programa iconográfico que ha sido durante siglos objeto de debate entre los historiadores del arte clásico, que aún no se han puesto de acuerdo en la intención de todas sus imágenes ni en la identificación de todos los personajes que aparecen representados en los mármoles. Porque, en efecto, el Ara Pacis es, junto con la Eneida de Virgilio, el culmen de la obra propagandística que se llevó a cabo en esta época para glorificar la labor del princeps. En sus relieves podemos observar con detalle los rostros de todos los miembros de la familia imperial, comenzando por el propio Augusto, la emperatriz Livia, sus hijos, Druso y Tiberio, las mujeres de la familia, Octavia, Antonia, Julia, e incluso un niño llamado Claudio que estaba llamado a ocupar el trono imperial algún día.
Los organizadores de Tarraco Viva han logrado la proeza de levantar una réplica a escala natural de este monumento, de modo que todos los visitantes que se acerquen a los recintos feriales de Tarragona puedan contemplar su grandeza como si estuvieran en la misma Roma. En torno al Ara Pacis se desarrollarán una gran cantidad de eventos y representaciones durante todo el mes de mayo, destacando la puesta en escena de "Augusto y el poder de la máscara", una recreación de la vida del emperador. Además, se han organizado una gran cantidad de visitas escolares que permitirán que los más pequeños, guiados por especialistas, se familiaricen con nuestro pasado y nuestro patrimonio clásico mediante una experiencia plástica de primera mano. Como ha declarado a la prensa Magí Seritjol, director de Tarraco Viva, el Ara Pacis permanecerá en Tarragona durante al menos un año después de la clausura del festival, de manera que los turistas y visitantes que acudan a la ciudad catalana puedan seguir disfrutando de su contemplación. No se descarta incluso la posibilidad de pintar los mármoles de forma que se pueda ver el monumento tal y como fue inaugurado en su época, una polémica decisión de la que hemos debatido recientemente en Portal Clásico.

Fuente: Diari de Tarragona

Ensayo de una de las representaciones en torno al Ara Pacis

Comentarios