Firmas para salvar la arqueología italiana

Promedio: 5 (2 votos)

Vista del foro romano

A pesar de ser uno de los países del mundo que cuenta con un patrimonio arqueológico más rico, la situación de los especialistas en arqueología de Italia no pasa por un buen momento. Hace un año, fue la propia ONU la que tuvo que hacer una llamada de atención al gobierno italiano para alertar de la situación en la que se encontraban algunos de sus yacimientos, especialmente el de Pompeya, amenazando con retirar la protección y la calificación de patrimonio de la humanidad de la que algunos disfrutan. Aunque el gobierno italiano reaccionó apostando de forma más decidida por invertir en el patrimonio arqueológico, se han alzado voces contra la forma en la que la reforma de este sector se está llevando a cabo desde que Dario Franceschini ocupa la cartera de Cultura.

Por este motivo, se ha iniciado una campaña de recogida de firmas que pretende impedir la reforma de la estructura administrativa de la que dependen los arqueólogos. El ministro ha decidido realizar una rápida y poco consensuada reforma de las Superintendencias de Bienes Culturales, las instituciones que durante más de un siglo se han encargado de gestionar el patrimonio arqueológico y artístico, siempre desde una óptica pública y con escaso control de la empresa privada. La intención de Franceschini con esta reforma es permitir la entrada de más capital privado, siguiendo un modelo que él considera exitoso importado ante todo de los países anglosajones. Para muchos especialistas, esta reforma supondría el fin de la defensa del patrimonio arqueológico y su subordinación a intereses económicos que poco o nada tienen que ver con el respeto a la herencia cultural de nuestros ancestros.

Si estás de acuerdo con contribuir a la petición para que el Ministerio de Cultura de Italia detenga esta reforma, puedes colaborar con tu firma en el siguiente enlace.

Comentarios