Monago defiende el torneo de pádel en el anfiteatro, afirmando que este edificio fue concebido para el deporte

Sin votos (todavía)

Durante la presentación de la 61ª edición del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida, el presidente de la Junta de Extremadura, José Antonio Monago, fue interrogado acerca de su postura ante el clamor en las redes sociales para detener la celebración del World Padel Tour en el anfiteatro romano de Mérida. Monago fue tajante en sus declaraciones. El torneo se celebrará en este lugar, habida cuenta de los informes positivos que ha remitido el Consorcio de la Ciudad Monumental y porque, según él, el anfiteatro es un edificio concebido para el deporte y por lo tanto no hay problema en que se haga deporte en él. Poco afortunadas las declaraciones del polémico presidente, pues cualquier especialista, tanto en los ludi romani como en teoría del deporte y la actividad física saben perfectamente que las luchas de gladiadores y las venationes poco tenían de deporte tal y como concebimos este término en el mundo actual.

Pese a la seguridad con la que Monago afirma que la celebración del torneo seguirá adelante, a lo largo de la semana hemos encontrado indicios que pueden contradecir sus afirmaciones. Representantes del Consorcio de la Ciudad Monumental han declarado que aún están esperando el informe definitivo sobre el proyecto, y que si detectan en él algún peligro para la estructura del edificio histórico el torneo no se celebrará en él. Además, han sido muchos los políticos que han seguido el camino abierto por Izquierda Unida de criticar la celebración del torneo en este espacio. Antonio Rodríguez Osuna, candidato socialista a la alcaldía de Mérida, ha exigido que se estudien otras posibles localizaciones para evitar cualquier riesgo innecesario al patrimonio romano de la ciudad. El político socialista ha puesto de relieve el peligro de que la UNESCO, alertada ante un uso irresponsable del espacio arqueológico, decida retirar al conjunto monumental la catalogación de Patrimonio de la Humanidad.

Más significativo aún resultan los comentarios en las redes sociales de algunos de los patrocinadores del World Padel Tour. Al preguntárseles por su patrocinio de un torneo tan polémico, la empresa Philips respondió que los responsables del evento estaban planteándose cambiar de lugar de celebración del mismo. La pregunta fue formulada por Joaquín Paredes, fotógrafo extremeño y promotor de la campaña de recogida de firmas para evitar que el torneo de pádel en el anfiteatro se lleve a cabo.

El mundo de la cultura en general ha reaccionado en bloque contra la celebración del torneo de pádel en el anfiteatro. Artistas muy ligados a los eventos teatrales de Mérida, como Mario Gas, Rafael Álvarez El Brujo o José Pedro Carrión, han declarado a los medios que tal decisión les parece una barbaridad que demuestra poco respeto al patrimonio y que busca únicamente un criterio económico inmediato.

Fuente: Digital de Extremadura

Comentarios